ENEE congela tarifa de energía que sube 11% en los cálculos de la CREE

Las tarifas de energía que cobra la ENEE

El impacto del 11% sería de 2.429 millones de lempiras más intereses, diferido para el próximo trimestre

El “congelamiento” de las tarifas de energía eléctrica para el presente trimestre (julio a septiembre) tendrá un fuerte impacto, que sería subsidiado parcialmente con fondos públicos (impuestos) y diferiado para su cobro en la próxima revisión tarifaria.

Y es que la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE), aprobó originalmente (Oficio CREE-099-022) un aumento de 11,02% a la tarifa pomedio (unos 59 centavos), pasaba de 5.32 lempiras el kilovatio hora a 5.91 lempiras/kWh, por alzas en la generación y por el tipo de cambio del lempiras frente al dólar.

Pero la estatal de energía, a través del oficio número GGENEE-473-06-2022 informó que ha previsto “diferir el ajuste completo que se indicó en el oficio CREE-099-2022 para el período de julio a septiembre de 2022″.

El diferimiento es por un valor de 98.8 millones de dólares (2.429 millones de lempiras a un tipo de cambio de 24.57 lempiras por dólar), más 1,8% en intereses.

La CREE, mediante Acuerdo-38-2022, aprobó “un ajuste al costo base de generación resultando en un valor de 168.03 USD/MWh (dólares por megavatio hora) a trasladar a las tarifas finales conforme a la solicitud de la ENEE”. Además “ordenar a la ENEE el registro de un monto de $98,884,439.06 en una cuenta de saldos diferidos que deberán considerarse para ser recuperados en futuros ajustes tarifarios”.

Aprobó también una tasa de interés trimestral de 1.8283%, conforme con la propuesta presentada por la ENEE y que se aplicará al saldo diferido a partir del siguiente ajuste tarifario (previsto para el último trimestre del año).

Congelamiento y el impacto monetario

La CREE determinó que “la estructura tarifaria para la facturación que debe practicar la ENEE a partir del mes de julio de 2022 es la misma estructura contenida en el Acuerdo CREE-23-2022 de fecha 31 de marzo de 2022”. El precio del kwh se fijo en 5.74 lempiras, 0.28 centavos menos que en el primer trimestre.

LEA: En el segundo trimestre la tarifa bajó 4,68%.

La ENEE propuso diferir el ajuste completo en los términos siguientes: “1. El monto a diferir será de USD97,243,153.56; 2. El monto se diferirá al siguiente período trimestral; 3. El tipo de cambio L24.573/USD; 4. El interés trimestral a utilizar será de 1.8283% y 5. El monto total acumulado es de USD 97,243,153.56 ya que no se aplicará en este período trimestral”.

Pero la CREE informó que la cifra final aumentó por devaluación en “USD 1,641,285.49, para un total de USD 98,884,439.06”.

El monto, que supera las proyecciones de la ENEE, toma en cuenta el aumento del costo base de generación de 133.14 USD/MWh (132.29 USD/MWh en el segundo trimestre), que contiene un componente de ajuste retroactivo por la diferencia entre los costos proyectados y los costos reales de compra de energía y potencia para el período de análisis anterior.

El ajuste retroactivo que reconoció a la ENEE un monto adicional de $62,895,415.89 por compra de energía y potencia; sin embargo, para este tercer trimestre de 2022 se requiere recuperar en concepto de ajuste retroactivo de $100,955,452.67, lo que resulta en un aumento del monto del ajuste retroactivo que se deberá reflejar en la tarifa para el tercer trimestre de 2022.

El valor que debe ser pagado por los usuarios por medio de un ajuste a los ingresos requeridos para la compra de energía por la ENEE para el trimestre de julio a septiembre de 2022 lleva a que el ajuste al costo base de generación equivale a 168.03 USD/MWh, mayor al valor de 148.18 USD/MWh que fue aplicado para el trimestre anterior.

El tipo de cambio utilizado para el ajuste que se aplicará a partir de julio es de 24.57 lempiras por dólar, el cual es mayor al tipo de cambio de 24.51 lempiras por dólar que sirvió de referencia para establecer las tarifas del trimestre de abril a junio de 2022.

Artículo anteriorEl financiamiento bancario para las Mipymes creció a 28% de la cartera comercial y suma L87.725 millones: Ahiba
Artículo siguienteLas emisiones de efecto invernadero alcanzan un récord, borrando la caída durante la pandemia