El financiamiento bancario para las Mipymes creció a 28% de la cartera comercial y suma L87.725 millones: Ahiba

El crédito bancario a las Mipymes creció tres puntos en lo que va del año

En el marco del Día Internacional de las Mipymes y bajo el lema “Mipyme Despega”, la Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (Ahiba) dio a conocer las cifras del sector asegurando que el financiamiento bancario para las Mipymes con relación al total de la cartera comercial creció de 25% en 2021, al 28% actualmente, llegando a 87.725 millones de lempiras.

En relación a la cartera crediticia total, al mes de mayo de 452.526 millones de lempiras, representa el 19,3%.

Mediante un webinar, Gabriel Molina, Lucy Sauceda, Coordinadora del Comité de Mipymes de AHIBA y Gabriel Molina, Gerente de Empresas Sostenibles del Cohep, presentaron la importancia del sector Mipyme para el desarrollo del país y las oportunidades que existen para su fortalecimiento con el apoyo del sistema bancario.

María Lydia Solano, directora de la Ahiba, dijo que la entidad promueve, a través de los 15 bancos en el mercado, la bancarización “como un medio eficaz de apoyo al crecimiento económico”. Las cifras destacan que las personas naturales y los Mipymes representan el 61% de los ahorros del país, y que han otorgado 143.491 garantías a los pequeños deudores y de ellos 87.530 son Mipymes.

La mala noticia es que hay 7.9 millones de cuentas de ahorro de personas y Mipymes en el sistema bancario, 6.5 millones de estas cuentas, son menores de 10.000 lempiras.

Solano destaca que han otorgado un total de 6.201 millones de lempiras en garantías para respaldar préstamos a los Mipymes. Recordó que durante la pandemia y los huracanes Eta e Iota, “desde el sistema bancario apoyamos (junto al gobierno) a los Mipymes, aliviando 15.086 préstamos por un total de 8.363 millones de lempiras. Reestructuramos 57.223 deudores con préstamos por 24.226 millones de lempiras”.

El 28 de la cartera comercial

Lucy Sauceda, Coordinadora del Comité de Mipymes de AHIBA, reiteró que las Mipymes “son la columna vertebral del empleo y la reactivación del país, aportando al PIB alrededor del 60%”. También representan el 28% de la cartera comercial del sistema.

“El financiamiento bancario para las Mipymes con relación al total de la cartera comercial creció de 25% en 2021, al 28% en 2022 (a la fecha), llegando a 87.725 millones de lempiras”, apuntó.

Desde el 2015, agregó, la banca otorgó garantías por 8.140 millones 533.791.08 lempiras, un total de 87.222 garantías de las cuales un 20% ha sido a personas con acceso a crédito por primera vez, un 80% de los beneficiarios han mejorado las condiciones de su crédito, un 38% de las garantías han sido emitidas a jóvenes entre 21 y 35 años; el 54% de las garantías emitidas corresponden al sector urbano y un 46% al sector rural.

“Un dato relevante a considerar también es la composición por género de estas garantías: un 41% corresponde a mujeres y un 59% a hombres; mientras que los destinos más atendidos por el sector bancario son el comercio y el cultivo de café, granos, verduras y frutas, siendo el promedio de los montos de 93.330 lempiras”, destacó.

Generación de empleo e innovación, el peso de las Mipymes

De acuerdo a datos del Informe de mercado de trabajo y salarios de la STSS (Secretaría de Trabajo y Seguridad Social), presentado por Gabriel Molina de COHEP; en Honduras las Micro (empresas de 1 a 10 trabajadores con 889.394 trabajadores) y pequeñas empresas (con 284.205 trabajadores) generan el 70% del empleo.

Se trata de un sector muy dinámico, ya que el 42% de las microempresas son nuevas (hasta 2 años) o jóvenes (3 a 5 años), siendo el sector terciario el que concentra más empresas nuevas y jóvenes, lo que indica una tercerización de la economía. La actividad exportadora está vinculada a las empresas de mayor tamaño, mientras que entre las pequeñas y micro son pocas las que comercializan sus productos al extranjero.

En este contexto, la mitad de las empresas continúa realizando cambios proactivos en sus modelos de negocio para adaptarse a la realidad post-COVID 19: Entre ellos, el 19.6% implementó transformaciones vinculadas a las ventas en línea, el 12.7% lanzó nuevos productos y el 10% los adaptó; el 10% implementó medidas de bioseguridad, el 5,2% realizó campañas de publicidad y el 3.2% promociones.

Para gran parte de estas innovaciones, las Tecnologías de información y Comunicación (TIC) son una oportunidad para innovar y generar colaboración y vínculos con otras empresas del sistema de mercado, siendo que el 90% trabaja con computadores o teléfonos inteligentes, el 86% utiliza Acceso a Internet, el 30% realiza sus ventas a través de correo electrónico y un 23% promociones en línea; según el Informe de Mercado de Trabajo y Salarios de la STSS.

Los recursos propios son la principal fuente de financiamiento de las Mipymes, con un 59%. Esto debido a la baja formalidad del sector que continúa siendo una desventaja para el sector.

Artículo anteriorEl Covid aumentó en 8% la inclusión financiera a nivel mundial: Global Findex
Artículo siguienteENEE congela tarifa de energía que sube 11% en los cálculos de la CREE