El CCRIF pagó más de $30 millones a Nicaragua luego de los huracanes de categoría 4 Eta e Iota: Seguro

Nicaragua recibió pago de seguros por daños de Eta e Iota

En diciembre anterior, menos de un mes después del paso de los huracanes Eta e Iota, la Compañía Segregada del Fondo de Seguro de Riesgo de Catástrofes del Caribe (CCRIF SPC), realizó pagos por un total de $30.6 millones al Gobierno de Nicaragua tras el paso de los ciclones tropicales Iota y Eta, que tocaron tierra como huracanes de categoría 4 a lo largo de la costa nicaragüense en un plazo de dos semanas en noviembre. 

Ambos huracanes provocaron deslizamientos de tierra e inundaciones, desplazando a miles, y el Sistema Nacional de Prevención de Desastres de Nicaragua (SINAPRED) informó que al menos 16 personas murieron y muchas siguen desaparecidas. 

Los eventos de la temporada de huracanes de 2020, señala la CCRIF SPC, y sus impactos en los países de América Central recuerdan mucho a la temporada de huracanes en el Atlántico de 2017 que azotó a muchos países del Caribe, lo que resultó en que la Comunidad del Caribe (CARICOM) declarara acciones para hacer del Caribe la primera región resiliente al clima en el mundo. 

El CEO del CCRIF, Isaac Anthony, dijo que “Nos gustaría desempeñar nuestro papel en la creación de un entorno para mayores niveles de cooperación Sur-Sur entre el Caribe y América Central, ya que enfrentan peligros naturales similares y tienen vulnerabilidades similares. Nos comprometemos a través de nuestras próximas sesiones de planificación estratégica en 2021 a crear estrategias y actividades más allá de las enfocadas en la protección financiera que ayudarían a unir estas dos regiones para compartir las mejores prácticas, lecciones aprendidas y experiencias en la gestión del riesgo de desastres y la adaptación al cambio climático que ayudar a impulsar las agendas de sostenibilidad de ambas regiones”.

Los pagos a Nicaragua sumaron, a diciembre, un total de 48 pagos de CCRIF a 14 de sus gobiernos miembros, por un total de aproximadamente $194 millones, todo dentro de los 14 días posteriores al evento. 

Los pagos del CCRIF pueden ser relativamente pequeños en comparación con el costo total de la reconstrucción, pero su valor radica en proporcionar liquidez rápida a los gobiernos inmediatamente después de un desastre natural, lo que les permite abordar las necesidades más inmediatas. 

Según las evaluaciones realizadas por el CCRIF, los gobiernos han utilizado más del 65 por ciento de los pagos de los miembros para abordar las necesidades de alimentos, agua, medicamentos y refugio de sus ciudadanos más vulnerables después de un desastre natural.

El huracán Iota fue el último huracán en la temporada récord de huracanes del Atlántico de 2020, que fue la temporada de huracanes en el Atlántico más activa registrada en términos de la cantidad de ciclones tropicales: registró 30 tormentas con nombre, 13 huracanes y 6 huracanes importantes. De hecho, esta es la primera vez en la historia registrada que dos huracanes de categoría 4 han afectado el mismo lugar en dos semanas.

Artículo anteriorMulta de $46 millones a EEH se deduciría del pago mensual de honorario fijo: SAPP
Artículo siguienteGobierno presupuesta más de 5.000 millones de lempiras en gastos Covid-19 y daños de Eta e Iota para este año: Portal de Finanzas