Consumidores en América Latina y el Caribe buscan nuevas formas de pago y canales de compra: Visa

Comercio electrónico en la mira en las aduanas

Supermercados y grandes tiendas, los centros de mayor compra

La epidemia del coronavirus aceleró el uso de canales digitales y modificó los hábitos de los consumidores, concluye la tercera ronda del estudio de Visa sobre las “Preferencias de los Consumidores durante COVID-19 en América Latina y el Caribe”.

El estudio revela algunas de las tendencias y comportamientos de pago más actuales a tener en cuenta en la región. Los consumidores informaron que están experimentando fatiga a causa de la pandemia. Incluso a pesar de las continuas preocupaciones por la salud, se están aventurando a salir más que antes y, según el 83% de los encuestados, su lugar preferido para salir de compras es el supermercado.

El segundo lugar que más visitan son las grandes tiendas, seguidas de las instituciones financieras. Según la encuesta, el gasto de los consumidores también se ha incrementado: el 66% de los consumidores declara haber gastado lo mismo o más en los últimos tres meses, comparado con el 49% de julio del 2020.

Además el 78% de consumidores espera usar nuevas tecnologías de pago para comprar en el futuro y el 48% informó haber utilizado pagos sin contacto cuando se les preguntó sobre sus últimos diez pagos en una tienda en diciembre del 2020, frente al 23% que aseguró haberlo hecho en abril de 2020.

Casi la mitad de los consumidores están comprando en línea una o varias veces al mes, y 71% dicen que esperan continuar su actual frecuencia de compras en línea.

“Los consumidores están aprendiendo a navegar en un entorno más dinámico y fragmentado. Salen más y buscan formas más seguras e inteligentes de comprar y pagar”, dijo Vanesa Meyer, vicepresidenta de Innovación para Visa América Latina y el Caribe.

“Los cambios en el comportamiento del consumidor provocados por la pandemia, que antes parecían temporales, se están volviendo permanentes y están dando lugar al surgimiento de un nuevo consumidor. Un consumidor que compra en cualquier lugar y en cualquier momento, especialmente si hay opciones de pago sin contacto disponibles”.

Según la nueva encuesta, el gasto en las tiendas ha aumentado y se prefiere el uso de las tarjetas al dinero en efectivo, puesto que el 74% de los consumidores informó que usa tarjetas de débito y el 53% usa efectivo. 

Billetera electrónica y e-commerce

Pero al igual que el efectivo, cualquier otra forma física de pago está experimentando una disminución en el uso a medida que los consumidores cambian sus métodos de pago a tarjetas sin contacto y billeteras digitales. 

Cuando se les preguntó a los consumidores sobre sus últimos diez pagos en una tienda, el 48% dijo que ha utilizado formas de pago sin contacto (tarjetas sin contacto, billeteras digitales, accesorios inteligentes) frente al 23% en abril. Las billeteras digitales continúan ganando terreno, con el 20% de los consumidores reportando que las usan en el punto de venta.  

La tendencia de los pagos sin contacto confirma los patrones de gasto que Visa ha observado por parte de los tarjetahabientes en América Latina y el Caribe. En noviembre del 2020, la región alcanzó una penetración de las transacciones sin contacto superior al 15%, lo que significa un crecimiento interanual de más del 130% con respecto a la penetración en noviembre del 2019.

El estudio también encontró que el apetito por el comercio electrónico sigue siendo fuerte, con casi la mitad de los consumidores diciendo que compran por Internet una o varias veces al mes y el 71% diciendo que planea continuar con la frecuencia actual de compras electrónicas. Además de las tarjetas de crédito y débito, los consumidores también dijeron que están utilizando cada vez más las billeteras digitales para comprar por Internet (26%), ya que se consideran los métodos más seguros para pagar en línea.

La demanda y la confianza por las nuevas tecnologías de pago también está creciendo, como expresaron los consumidores en la encuesta. El 78% dijo que planea utilizar nuevas tecnologías de pago para pagar en el futuro y espera cosas como compras en redes sociales (58%), pagos mediante mensajería instantánea (58%), biometría (42%), criptomonedas (25%) y otras innovaciones (10%).

“Con las billeteras digitales ganando terreno en la región y la biometría ganando confianza, estamos viendo un consumidor que está muy abierto a nuevos canales de compra y novedosas formas de pago. Un consumidor que se empodera al entrar y salir cómodamente de los entornos de pago digital en la nube”, agregó Meyer.

Artículo anteriorObreros rechazan propuesta empresarial de alza de 2% al salario mínimo: ¿inflación?
Artículo siguienteLa construcción espera recuperar 250.000 empleos este año: CHICO