Este 1 de abril termina congelamiento de categorías de crédito, reafirma la CNBS

786
Más de 40.000 millones de deudas no han sido reestructuradas

La Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) emitió un comunicado donde confirma el fin del mecanismo de alivio de deuda y facilidad de acceso a crédito, a partir del próximo 1 de abril, después de año de vigencia a raíz de la pandemia y las tormentas Eta e Iota.

El ente regulador señaló que la mayoría de deudores financieros se acogieron al mecanismo (quedó pendiente unos 40.000 clientes), y ahora será el sector financiero el que deberá promover planes de crédito a sus clientes.

La CNBS le recordó a los bancos, financieras y OPDS, que se otorgaran periodos de gracia y facilidades en el acceso a la re-estructuración de las obligaciones crediticias, así como el apoyo a la reactivación económica mediante el otorgamiento de nuevos créditos.

“Durante los doce meses que se ha mantenido la medida excepcional y extraordinaria del congelamiento de la categoría del crédito, la mayoría de los deudores que se sometieron a los Mecanismos Temporales de Alivio han reestructurado sus obligaciones, y aun cuando a partir del 1 de abril de 2021, se suspende el congelamiento de las categorías de crédito, esto no impide ni prohíbe que las Instituciones Bancarias, las Sociedades Financieras y las OPDFS, continúen re-estructurando las obligaciones crediticias de sus clientes, conforme a sus políticas ya la realidad económica del deudor”, señala el regulador.

Los deudores que a la fecha no han re-estructurado sus créditos, estarán sujetos a las adecuaciones que regularmente ofrecen los entes financieros que va acorde a su capacidad financiera.

Para los analistas, las personas que no accedieron a los mecanismos de alivio fue “porque no tienen cómo pagar”, lo que elevaría la morosidad del sistema financiero, que deberá aportar capital de reserva.

Por esta razón, la dirigencia bancaria, AHIBA, solicitó una ampliación del mecanismo.

Según el Superintendente de Bancos, Evin Andrade, existen unos 44,726 millones de lempiras en créditos en mora, de los sectores de consumo o tarjetas, que no han podido ser reestructurados con la banca comercial.

El funcionario reconoció que si los clientes no se acercan a buscar una reestructuración, los bancos tendrían que absorber las posibles pérdidas.

La CNBS reportó a febrero que, un 50 por ciento de la cartera de crédito de la banca comercial aprovechó esta medida y en base a datos preliminares este monto suma alrededor de 116.825 millones de lempiras. Mientras que un aproximado de 51.000 millones de lempiras gozaron de un período de gracia y posteriormente se pusieron al día.

Artículo anteriorPIB de EE UU cayó 3,5% en 2020, con repunte de 4,3% en último trimestre
Artículo siguienteFMI propone un pacto para hacer frente a los retos fiscales de América Latina