ENEE reporta pérdidas de energía de más de L 56.000 millones entre 2002-2019

1100
Las pérdidas de energía, por robo, equipo obsoleto y otros factores, minan los ingresos de la ENEE

Por Rosa Morazán

La Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), no ha tomado acciones para reducir las pérdidas de electricidad (incluyendo los resultados del contrato con EEH), esto ha llevado a la institución a acumular pérdidas financieras por más de 56.000 millones de lempiras.

Según los informes públicos de la estatal, desde el 2002 a marzo del 2019, las pérdidas de electricidad se mantienen en niveles altos (los mayores de Centroamérica), ineficiencia que obstaculiza el brindar un servicio de calidad y menores tarifas a los consumidores.

El hurto, la falta de toma de lectura de medidores, errores en el proceso de la facturación, falta de medición en los abonados, cálculos de consumo mal estimados y conexiones directas son factores determinantes para que la ENEE tenga cuantiosas pérdidas diarias.

Según los expertos, la estatal eléctrica debería de tener pérdidas razonables entre un 10 a 12 por ciento, como lo han obtenido las empresas de la región que distribuyen electricidad en sus respectivos países y ser eficiente.

Se estima que la estatal eléctrica deja de recibir “21 millones de lempiras diarios por la energía que pierde en exceso de las pérdidas reconocidas en las tarifas”.

Meta de 1995 era de 15% de pérdidas

Desde 1995 se estableció que la meta de pérdidas totales de electricidad sería de 15%. Sin embargo, se incrementaron las mismas hasta llegar a un 34,1%, siendo lesivo para las finanzas de la estatal eléctrica.

Fuentes de la estatal eléctrica dijeron que “la opción primordial que tiene que hacer la ENEE es atacar las pérdidas de electricidad que son el cáncer más grande que tiene la empresa”.

“Esas pérdidas son dinámicas y hay que atacarlas y la primera acción que se debe hacer es cambiar la reglamentación y tomar acciones legislativas en las cuales se castigue severamente el hurto de energía”, agregan.

A esto se debe agregar la ineficiencia que existe en el cobro de las facturas emitidas por la estatal, y que entran en el renglón de cuentas por cobrar a quienes consumen energía. Y la ENEE no les cobra, esto ocurre con todo tipo de empresas, así como casas residenciales y oficinas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here