Facturaciones promediadas de energía bajó 95% en mayo: EEH

EEH asegura que bajó a 5% el promedio de facturación promediada de energía

La Empresa Energía Honduras (EEH), informó que cerró el mes de mayo con una reducción del 95% en las facturaciones por promedio que se registraron en abril a causa de la cuarentena por Covid-19.

La empresa aseguró que la disminución de los promedios obedece al registro real de lectura del equipo de medida, que se ha movilizado y realizado la facturación en campo.

“Se ha realizado una ardua labor con patronatos, alcaldes y comunidad civil para normalizar el proceso de lectura”, agrega el informe.

A los clientes en cuya factura les aparezca “rectificación/ajuste” (factura física) o “reliquidación” (factura digital) significa que se les ha aplicado la diferencia entre el valor promediado y el consumo real de acuerdo con la lectura tomada en campo. Según cada caso particular se pueden dar una de las siguientes situaciones:

• Rectificación (-) (valor en negativo): saldo a favor del cliente, cuando se aplicó un promedio por encima del consumo real.

• Ajuste (+) (valor en positivo): saldo pendiente de pago, cuando se aplicó un promedio por debajo del consumo real del cliente.

Al 31 de mayo se ha reliquidado con base en el consumo real de los clientes un total en energía de 21,759,550 kWh y un total de 125 millones 918.497 lempiras.

El temor que persiste en algunas zonas del país, por el contagio del Covid-19, aproximadamente 300 comunidades/aldeas han restringido el acceso al personal de EEH, haciendo imposible registrar la lectura real del equipo de medida.

Algunas de las comunidades en donde las autoridades municipales o retenes civiles no permiten el ingreso del personal y representaron el 42% de los clientes promediados por Covid-19 en el mes de mayo son: Amapala, Coyolito y Zacate Grande, Valle; Jesús de Otoro, Intibucá; La Unión, Juticalpa.

Además; Aldea La Jutosa, Choloma; Ilama, Santa Barbara; Candelaria, Piraera, Gualcinse y Mapulaca, Lempira; El Porvenir, Francisco Morazán y Santa Fé, en Tocoa, Colón.

Artículo anteriorWalmart en México llega a un acuerdo con el SAT por $370 millones: Impuestos
Artículo siguienteEste mes vence prórroga de pago para casi un millón de créditos financieros: Ahiba