En enero 621 empresas, en especial de construcción, se registraron en la CCIT

648
Registro empresarial con señales de recuperación en enero

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Rafael Medina, informó que unas 621 empresas formalizaron operaciones en enero, una cifra menor en 11% a las 704 registradas en 2020. También es baja si se compara con el cierre de empresas por la pandemia

Sin embargo, Medina destaca que el registro actual muestra signos de reactivación económica ya que la pandemia impide una apertura total de la economía.

“Este es un número positivo a pesar de la reducción que hay en comparación al año anterior. son 621 empresas que se encuentran rubros de servicio, comercio y una significativa parte en construcción”, declaró.

Sin embargo, el nuevo registro está lejos de cubrir el cierre de más de mil pequeños y medianos negocios en el 2020. José Luis Rivera, presidente de la CCIT, estima que la pandemia redujo en al menos un 40 por ciento de las Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Mipymes) en la capital.

De más de 2.700 socios registrados, dijo que “casi un 40 por ciento de las Mipymes están suspendidas o han desaparecido”, dejando miles de desempleos y suspensiones laborales.

El presidente de la CCIT se refirió al cierre de empresas y aumento del desempleo en vísperas de una cuarta reunión de los miembros de la “Mesa del Salario Mínimo”, que están negociando un reajuste salarial en base a la inflación del año anterior.

El representante empresarial argumentó que la situación de los emprendedores es complicada ya que durante la pandemia han seguido pagando los impuestos hasta de forma adelantada.

“Lo que no ganamos el 2020 ya lo pagamos con los Pagos a Cuenta (al Servicio de Administración de Rentas), esperamos a futuro tener los créditos. La liquidez se nos afectó”.

Rivera sostiene que la revisión del salario mínimo tendrá un efecto adicional este año ya que pocas empresas tiene capacidad de cumplir con ese derecho laboral.

Sobre el comercio electrónico, Medina comentó que esta forma de hacer negocios llegó para quedarse, igual que el teletrabajo.

“Las ventas de los comercios formales están gravadas, los que se debe controlar es el comercio informal ampliando la base tributaria, recordando que ahorita hay muchos más empleos informales que formales”, cerró

Artículo anteriorAstraZeneca vende una participación de 7,7% en Moderna por más de mil millones de dólares
Artículo siguienteCentroamérica recibió más $25.014 millones de remesas familiares en 2020, a pesar del Covid