Subsidio a la energía costaría unos 600 millones de lempiras mensuales

La tarifa de la ENEE subió 25% a partir de enero

Para el ex director de la AHPER, Kevin Rodríguez, la cifra podría superar los mil millones

La promesa estatal de subsidiar el consumo de 150 kilovatios hora de energía al mes, tendría un costo de más de 600 millones de lempiras al mes, unos 7.200 millones de lempiras al año, una suma que se trasladaría al sector privado.

Aunque analistas como Kevin Rodríguez, consideran que el valor podría superar los mil millones de lempiras al mes, todo dependerá del número de clientes de la ENEE que recibirían el subsidio y el consumo que registren.

Y es que actualmente hay más de 1.7 millones de clientes residenciales en la ENEE que “pagaron en diciembre 1.002 millones de lempiras, señala el informe financiero del 2021 de la ENEE .

La mayoría son pequeños consumidores de hasta 150 kilovatios hora al mes (que serían subsidiados), pero los pagos representan entre 40 y 60% del total de la factura mensual, explican los técnicos de la ENEE.

Para Kevin Rodríguez, la matemática simple indica que 150 kilovatios por un precio de 5.50 lempiras el kwh (precio por primeros 50 kwh y por los siguientes 100 kwh) representan 825 lempiras al mes, sin incluir cobro por alumbrado público, comercialización y regulación.

Por ejemplo, explicó, si se otorga el subsidio a un millón de clientes serían 825 millones de lempiras al mes, pero si se subsidia a 1.3 millones, como prometió la Presidenta Xiomara Castro, la cifra representa 1.072 millones de lempiras”, apuntó.

El experto estimó que si bien es cierto no todos los clientes consumen exactamente 150 kwh (hay cuentas de 50, 80, 100 ó 140 kwh), las personas al saber que no pagarán consumirán más energía.

Aún subsidiando un promedio de 100 kwh, serian 550 lempiras que habrá que multiplicar por un millón o un millón 300 mil abonados.

El problema es ¿quién pagará?

“Lo que establece nuestra ley correctamente es que si el Estado decide otorgar un subsidio este lo provea el Gobierno para no afectar las finanzas de la estatal porque ya todos conocemos que la ENEE está en una situación sumamente delicada”, declaró.

También se anunció que quien asumiría este costo serían los “grandes consumidores”, lo que implica al sector comercial e industrial, el rubro productivo del país con los efectos en la economía nacional.

“Si se le incrementa el costo del suministro eléctrico al sector productivo que tenemos en nuestro país pueden incrementar costos de canasta básica, puede incrementar los costos de los que se están produciendo, reduce la competitividad de nuestro país y puede llevar incluso al cierre de empresas e incremento del desempleo en Honduras”, opinó.

Rodríguez preguntó al Gobierno si han analizado cómo aplicaron el subsidio a los grandes consumidores.

“Según el boletín de la ENEE, a noviembre 2021 había 1,237 clientes bajo la categoría “industria”, lo que quiere decir que, si se le carga a esos 1,237 clientes la factura de 1,072,500,000.00, cada empresa deberá pagar aproximadamente L. 867,017 adicionales a lo que ya facturaba”, estimó el experto.

Artículo anteriorMéxico entra en recesión técnica tras contracción en el cuarto trimestre del año pasado
Artículo siguienteVentas de LG Electronics aumentaron 28% en 2021, pero la ganancia operativa bajó 1%