Reserva Federal reducirá en $15.000 millones las compras de activos este mes

La FED mantuvo la tasa básica y confirma reducción en la compra de activos

La FED mantuvo las tasas de interés, pero anunció reducciones similares cada mes

La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) comenzará a reducir sus compras mensuales de activos a finales de este mes a un ritmo de $15.000 millones por mes, comenzando el retiro del apoyo de emergencia para la pandemia del año pasado, mientras expresa menos certeza de que el salto en la inflación será temporal.

Después de las reducciones en noviembre y diciembre, “el comité considera que es probable que cada mes sea apropiado realizar reducciones similares en el ritmo de las compras netas de activos, pero está preparado para ajustar el ritmo de las compras si los cambios en las perspectivas económicas lo justifican”, dijo el Comité Federal de Mercado Abierto que establece las políticas del banco central, dijo en un comunicado el miércoles después de una reunión de dos días.

La Fed dijo que reduciría las compras de bonos del Tesoro en $10.000 millones y los valores respaldados por hipotecas en $5.000 millones, lo que marca el comienzo del fin del programa destinado a proteger la economía del covid-19. El Fomc decidió mantener el rango objetivo para su tasa de referencia de política de cero a 0,25%. La decisión fue unánime.

Los inversores esperaban ampliamente el anuncio sobre la compra de activos en esta reunión, ya que los funcionarios de la Fed, incluido el presidente Jerome Powell, habían señalado la medida. El mandato de Powell expira en febrero, y el presidente Joe Biden dijo el martes que anunciaría su elección para presidente y otras vacantes “con bastante rapidez”.

Inflación sigue en alza

Los bancos centrales de las economías desarrolladas a nivel mundial están centrando su atención en el riesgo de inflación a medida que los atascos en la cadena de suministro provocan escasez en medio de una fuerte demanda. La medida de inflación preferida por la Fed fue del 4,4% en los 12 meses que terminaron en septiembre, la más alta en tres décadas y más del doble del objetivo del banco central. Las expectativas de precios de los consumidores subieron al 4,2% en el mismo mes, el más alto registrado desde 2013.

“La inflación es elevada, reflejando en gran medida factores que se espera sean transitorios”, dijeron las autoridades en el comunicado. “Los desequilibrios de oferta y demanda relacionados con la pandemia y la reapertura de la economía han contribuido a aumentos considerables de precios en algunos sectores”.

El ritmo de la reducción allana el camino para un posible aumento de la tasa de interés en la segunda mitad de 2022, con nueve de los 18 funcionarios pronosticando un movimiento el próximo año en sus perspectivas de septiembre. El comunicado del miércoles reiteró que las tasas se mantendrán cerca de cero hasta que la economía logre el máximo de empleo.

Varias medidas del mercado laboral siguen siendo más débiles que los niveles prepandémicos, y es probable que los responsables políticos intensifiquen su debate sobre si el período anterior al golpe de Covid-19 ofrece el mejor punto de referencia para un lugar de trabajo que ha experimentado un cambio tremendo en los últimos dos años.

Artículo anteriorCon un modelo sostenible, Cementos Progreso invierte $1.000 millones en planta San Gabriel en Guatemala
Artículo siguienteBCIE desembolsó $10 millones para Banrural en Guatemala