Los pagos electrónicos crecerán 8% en cinco años en Latinoamérica: BCG

El uso de pagos digitales tendrá un mayor auge en Latinoamérica en la presente década

Los ingresos de pagos en el mundo podrían llegar a $2,9 billones para 2030

Los ingresos por pagos electrónicos en América Latina están en camino de crecer un 8,3% anual durante los próximos cinco años, de acuerdo con un informe de Boston Consulting Group.

El informe revela que el impacto de la crisis generada por la pandemia de covid-19 a la industria de pagos fue mucho menor de lo esperado, y volvió a crecer con un nuevo impulso.

En esta evaluación de BCG sobre la industria de pagos global se informa que el sector respondió rápidamente a los efectos que le dejó la pandemia, desde la habilitación del comercio electrónico hasta la aceleración de la conversión de efectivo a no efectivo.

Los ingresos de pagos electrónicos globales disminuyeron solo 2,5% de 2019 a 2020, a $1,5 billones, y podrían llegar a $2,9 billones para 2030.

Según la BCG, es probable que todas las regiones experimenten un crecimiento en los próximos cinco años, con Asia-Pacífico liderando, con una tasa de crecimiento anual compuesta de 8,8% de 2020 a 2025, seguida de América Latina con un 8,3%, Oriente Medio y África con 6,9%, América del Norte con 5,8% y Europa con 5,3%.

Latinoamérica donde más crecen los pagos

El reporte de la consultora detalla que Brasil, en particular, ha visto dispararse el uso de pagos en tiempo real desde que introdujo su sistema de pago electrónico PIX en noviembre de 2020. Este sistema, desarrollado por el Banco Central de Brasil, es ahora el modelo de transferencia dominante del país para pagos de persona a persona, una posición que reclamó dentro de los primeros seis meses después de que se llevó a cabo su lanzamiento.

Este avance también lo han visto varios expertos en América Latina. Uno de ellos es el economista y asesor financiero certificado Andrés Moreno Jaramillo, quien aseguró que “el negocio de los pagos globales en la industria es muy grande y en la medida en que le quiten costos de transacciones a la gente, se va a poder hacer más operaciones. Las monedas digitales logran eso. Que si te puedes ir con tu celular, con una billetera virtual, puedas comprar y cambiar monedas sin que haya tantos costos de transacción y, sobre todo, de transporte”.

Agregó que cree que “todos los países están en eso. Creo que los más grandes van a empezar a hacer las pruebas, evitar fraudes, evitar robos, y saber cómo puede ser esa nueva vida con monedas digitales; y eso remplaza totalmente el bitcoin, que es un activo absolutamente volátil”

Los sistemas de pagos en tiempo real también están disponibles en Argentina, Colombia y México, y pronto aparecerán en Chile, sostiene el informe de la BCG.

Sin embargo, agrega que los desafíos de interoperabilidad entre sistemas ferroviarios privados, junto con la falta de mandatos regulatorios estrictos, han ralentizado la adopción de pagos en tiempo real en estos países.

“La fuerte adopción de billeteras digitales está impulsando el crecimiento de los ingresos por pagos en la región y estimulando una actividad competitiva. Los campeones regionales, como Mercado Pago y Rappi, continúan expandiéndose agresivamente, pero las fintech con buenos recursos, incluidas Ualá (Argentina), DLocal (Uruguay) y Clip (México), han comenzado a atacar”, asegura Xavier Genis, managing director & partner de BCG.

De acuerdo con el informe, tras dos décadas de fuerte crecimiento en el sector bancario, especialmente en pagos, las fintech están entrando en una etapa de desarrollo maduro.

“Sus próximos pasos deben incluir refinar las estrategias para capturar el crecimiento en un espacio cada vez más concurrido y desarrollar elementos como la organización de las personas, el cumplimiento y las funciones de gestión de riesgos. Ahora esperamos el surgimiento de una nueva ola de fintech que se centre en los pagos criptográficos y en las finanzas descentralizadas”, concluye el estudio.

De este modo, la pandemia permitió que cambiaran los hábitos de compra muy rápidamente, y pasaron de una modalidad presencial a una online y del uso del efectivo a no efectivo.

El informe también identifica una serie de tendencias globales que probablemente dominarán el sector de pagos en los próximos años. Por ejemplo, es probable que los ecosistemas digitales y las soluciones de software especializadas desempeñen un papel cada vez mayor en la industria, y que la actividad de la moneda digital también se acelere, con el posible lanzamiento de más monedas digitales de los bancos centrales; por lo que los reguladores de pagos continuarán promoviendo la banca abierta.

Artículo anteriorCrisis energética mundial pone en jaque la recuperación económica global
Artículo siguienteBrechas en infraestructura y talento digital las principales barreras para el crecimiento de las Pymes