GM y LG invertirán $2.300 millones en nueva planta de baterías en Estados Unidos

GM y LG aumentan inversiones en Estados Unidos

Las empresas General Motors Co. y LG Energy Solution acordaron invertir $2.300 millones en la construcción de una fábrica de baterías en Tennessee, Estados Unidos para abastecer la planta de ensamblaje del fabricante de automóviles en su reorganización para comenzar a fabricar vehículos eléctricos en 2023.

LG invertirá $933,5 millones, según un presentación regulatoria del viernes en Corea del Sur. La instalación de 260.000 metros cuadrados empleará a 1.300 personas cuando comience la producción.

La planta de baterías será la segunda para GM y la unidad de LG Chem Ltd. en Estados Unidos, a medida que el fabricante de automóviles de Detroit se esfuerza por convertirse en líder en la producción de vehículos eléctricos. Para 2025, GM prometió una inversión de $27.000 millones para fabricar 30 modelos electrizados con su paquete de baterías Ultium y ha dicho que serán rentables.

La segunda instalación “es otro paso importante en nuestra transición hacia un futuro totalmente eléctrico”, dijo la directora ejecutiva de GM, Mary Barra, en un comunicado. “El apoyo del estado de Tennessee fue un factor importante para hacer posible esta inversión en Spring Hill y este tipo de apoyo será fundamental en el futuro”.

Bajo Barra, GM ha estado haciendo inversiones constantes en electrificación. La compañía anunció este mes que construiría una camioneta eléctrica Chevrolet Silverado y un vehículo deportivo utilitario Hummer. En marzo, el fabricante de automóviles anunció una asociación con la startup de tecnología de baterías SES para el almacenamiento de energía de bajo costo

GM y LG Energy están construyendo su primera planta de baterías para vehículos eléctricos en Lordstown, Ohio. Esa planta empleará a más de 1.000 trabajadores y suministrará baterías a Factory Zero, una fábrica de camiones eléctricos cerca de Detroit.

En marzo, LG Energy dijo que planeaba invertir $4.500 millones en Estados Unidos. para el 2025 y contratar a 10.000 trabajadores para expandir la capacidad de las baterías. La compañía espera que la demanda crezca en EE UU de la mano del plan del presidente Joe Biden para aumentar los incentivos al consumidor para los vehículos eléctricos y electrificar la flota del Gobierno.

Artículo anteriorCitigroup casi triplica sus utilidades en primer trimestre y cierra en $7.900 millones
Artículo siguienteTercera “rebajita” a las gasolinas para este lunes