DFC entregó $100 millones al BCIE para la reactivación de Mipymes en Honduras, Guatemala y El Salvador

Los fondos de los programa de ayudas de EE UU, impulsaron el crecimiento

Los recursos serán canalizados a través de intermediarios financieros

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) recibió por parte de la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de Estados Unidos (DFC, por sus siglas en inglés) un desembolso por 100 millones de dólares.

Los recursos son para que se canalicen financiamientos en beneficio de la micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) de Honduras, Guatemala y El Salvador, afectadas por la pandemia.

Los fondos pasarán a ser parte de la “Facilidad de Apoyo al Sector Financiero para el financiamiento de MIPYMES (Componente 5)” del Programa de Emergencia de Apoyo y Preparación ante el COVID-19 y de Reactivación Económica y serán puestos a disposición de los pequeños y medianos empresarios a través de las instituciones financieras intermediarias de los países.

Además, serán complementados por el Fondo de Garantías, creado por el BCIE como instrumento financiero de cobertura de riesgo crediticio para las MIPYMES y que cuenta con una disponibilidad de $29.1 millones.

El contrato de financiamiento entre el BCIE y DFC fue firmado en junio y es el primero entre ambas instituciones.

El presidente ejecutivo del BCIE, Dante Mossi, destacó la importancia de generar alianzas que contribuyan a impulsar la reactivación económica del “sector productivo más importante de la región” mediante condiciones especiales que alienten su crecimiento.

“Los recursos de DFC impulsarán una restauración y generación de empleo en nuestra región, permitiéndoles a las MIPYMES innovar en sus negocios”, añadió.

El aporte de la DFC es parte de la iniciativa “América Crece” del gobierno estadounidense de apoyo a los países del Triángulo Norte de Centroamérica.

Artículo anteriorLa demanda impulsa al sector manufacturero chino en octubre, según Caixin
Artículo siguienteMicrosoft se convierte en la empresa más valiosa del mundo