Solicitudes de desempleo superan los 10.000 puestos: Secretaría del Trabajo

733
Empleados suspendidos de la maquila ya recibieron un primer bono salarial

La deducción de vacaciones y feriados en la empresa privada, aplicaría a partir de abril

El ministro del Trabajo y Seguridad Social, Carlos Madero, reveló que “varias empresas han solicitado la suspensión de puestos de trabajo por los efectos del toque de queda y una de ellas incluye a unos 10.000 empleados”.

Madero señaló que las solicitudes son de hasta por tres meses de suspensión de los contratos y que hay casos que piden suspensión total.

“Hasta el momento no hemos autorizado a ninguna y hemos estado en comunicación con el sector privado y esperamos que mientras vayamos sacando medidas que eviten la suspensión o la terminación de un contrato de trabajo”, declaró.

Estas peticiones, argumento, motivaron al gobierno a la autorización a las empresas a negociar con sus empleados trasladar los días feriados (11 al año) y las vacaciones al plazo que se amplié la cuarentena.

“Hay que señalar que esta medida no es una obligatoriedad, es algo que tendrá que emanar de un acuerdo de las partes y el objetivo es que se mantengan los empleos. Segundo que la aplicación de esta medida no se aplica sobre la cuarentena actual que vence el domingo”, apuntó.

“Estamos en una emergencia sanitaria con repercusiones económicas y una opción para mantener los empleos es que se puedan trasladar los feriados y las vacaciones y poder regresar a un empleo por un tiempo que aún no podemos saber”, agregó.

Aunque la dirigencia sindical rechazó la propuesta y le recordó al gobierno que violenta la Constitución de la República (Art. 128, por ejemplo) y convenios internacionales, Madero estimó que la economía está paralizada y muchas empresas no podrán sostenerse.

“Lo que queremos evitar es el cierre de empresas y darle una salida, una opción a trabajadores y empleadores y que las empresas sean solidarias dándoles un mecanismo por el cual puedan compensarle a los trabajadores estos días que restan, porque quiero decirle que esta emergencia no va a terminar ahorita”, respondió.

Por su parte, el sector empresarial considero que la medida es viable para algunas empresas, pero que se necesitará de medidas adicionales porque no hay fechas de reactivación de la economía.

El gerente de Asesoría Legal del Cohep, Gustavo Solórzano, recordó que ellos presentaron una serie de recomendaciones por la crisis sanitaria y su impacto socioeconómico y hasta la fecha no han tenido una respuesta del gobierno que ponga “un plan a seguir”.

“El lunes 30 algunas empresas podrán pagar salarios y absorber eso, otras no van a poder tener esa capacidad y pueden llegar a negociar con los trabajadores y entendiendo que en el tema de vacaciones sería las que la que la gente tenga ganadas, es decir que ya tenga para gozarlas y no haya podido hacerlo antes de la crisis”, expresó.

Sin embargo, agregó muchas empresas efectivamente consultan sobre el tema de la suspensión, al final también esta es una decisión que va depender de cada uno.