¿Por qué el Gobierno marginó a Salud en las compras por Covid-19?: ASJ

604
La compra de los hospitales móviles sigue golpeando al Gobierno

Ejecución de Fideicomiso de Salud es de 93%, y la de Invest-H 44%

La auditoria social sobre las compras por la emergencia del Covid-19, realizada por la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ), concluyó que la Secretaría de Salud, a través del Fideicomiso de adquisiciones, duplica la capacidad técnica y operativa de Invest Honduras.

Salud es calificada con un 93%, mientras Invest H con un 44%. Salud cuenta con un Fideicomiso de compras (desde el 2013), manejado por Banco de Occidente, mientras Invest H es un ente encargado de inversiones en carreteras.

Se cuestiona, por qué la principal entidad sanitaria del país maneja menos del 15% (527 millones) de lo fondos aprobados (4.887 millones actualmente), y se deja a Invest H con más del 40% de la ejecución (2.082 millones).

La responsabilidad recae sobre la Administración Central del Gobierno.

El informe fue presentado virtualmente

“Pese a conocer la calidad de los procesos de adquisición ejecutados por el Fideicomiso, el Gobierno de Honduras decidió usar otro mecanismo e invertir en forma desarticulada aproximadamente $80 millones. Para realizar compras de insumos y equipos médicos a través de Invest-H, cuya experiencia es la ejecución de proyectos de infraestructura vial, sin contar con el apoyo, colaboración y participación efectiva de la Sesal (Salud)”, señala la organización que representa en el país a Transparencia Internacional.

Para Carlos Hernández, Director Ejecutivo de ASJ, esa decisión del Gobierno significó el incumplimiento de normativas y buenas prácticas administrativas que llevaron a la sobrevaloración de bienes y a un caso de investigación penal y administrativa.

ASJ, hizo la evaluación en base dos procesos de compra de equipo de protección personal: CC FBO-006-2020 y CC FBO-012-2020, ejecutados por la Sesal y el banco fiduciario.

Al igual que la adquisición de 740 ventiladores mecánicos, 250 mil kits de pruebas para la detección de Covid-19, insumos de bioseguridad y siete hospitales móviles por parte de Invest-H.

El Fideicomiso de Salud obtuvo una puntuación de 93% en las compras por un valor de 228 millones, mientras que Invest-H alcanzó un 44% en la ejecución de 2.002.9 millones.

Es decir que de 10 lempiras invertidos, Salud ejecutó bien nueve e Invest-H solo cuatro.

El análisis de la ASJ señala que, si bien ambos gestores de compras deben mejorar el cumplimiento de requisitos, aplicación de normativa vigente, principios y buenas prácticas en el ciclo de las compras y contratación pública, existen diferencias importantes entre los procesos del Fideicomiso e Invest-H.

Abismal diferencia de precios

Para el caso, los insumos adquiridos por Invest-H registran un sobreprecio de entre 11% y 81%, en relación a Salud. Por ejemplo, en el caso de las mascarillas N95, el Fideicomiso las obtuvo a 70.73 lempiras e Invest-H, a 119.32, lo que representa un sobreprecio de 41%.

Por otro lado, las 14 órdenes de compra emitidas por el Fiduciario contienen una cláusula de sanciones o penalidades por incumplimientos del proveedor; en cambio, en ninguna de las 11 órdenes de compra que emitió Invest-H por montos superiores a los del Fiduciario se incluyeron condiciones de sanciones o penalidades.

De igual manera, el Fiduciario cumplió con la investigación y análisis de la capacidad legal, técnica y financiera de cada proveedor nuevo; sin embargo, Invest-H adjudicó a proveedores como la compra de los siete hospitales móviles y siete plantas de tratamiento de desechos médicos ($48 millones), sin acreditar en el expediente del proceso la información de la existencia legal de la empresa.

ASJ, “anima al Gobierno de Honduras a realizar el resto de las compras para la atención de la emergencia sanitaria mediante el mecanismo que ha demostrado funcionalidad y buenos precios”.

El presidente Juan Hernández, durante una presentación de resultados de inversión, manifestó que el sistema de adquisición de medicamentos en el país, “por mucho tiempo fue manejado por una mafia pública y privada”, pero no hizo referencia al informe de ASJ.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here