Diez megatendencias en Latinoamérica: E&Y

1644
Las 'megatendencias' que cambiarán la vida de las personas

Sabía usted que el 65% de los niños que están en primaria trabajarán en labores que hoy no existen. Los avances tecnológicos traen cambios, oportunidades y mejoramiento en la calidad de vida de las persona

Así lo estima un informe publicado por la firma Ernst & Young (EY) en América Latina, titulado “¿Qué nos traerá el futuro? Megatendencias latinoamericanas, más allá de la disrupción”. 

 El estudio destaca 10 megatendencias  que describen cómo las tecnologías emergentes y los cambios demográficos reinventarán la forma en la que trabajamos, cambiarán nuestro comportamiento como consumidores y determinarán cómo se regulan nuestras sociedades.

También proporciona un marco claro para entender de dónde proviene la disrupción tecnológica y su impacto, dando a los líderes empresariales, sociales y a los gobernantes una perspectiva para anticiparse, prepararse y responder a la era significativa del cambio que está afectando al mundo y a la región latinoamericana.

Es un hecho que los hombres y las mujeres del siglo pasado no viven igual que los de este. Por eso, entender cuáles son esas nuevas tendencias que se introducen a la sociedad es fundamental para proponer mejores escenarios de vida.

Robots que cuidan ancianos en Japón

Áreas como la inteligencia artificial y la robótica reinventarán la forma en que los seres humanos trabajan.

El informe sostiene que hay una serie de fuerzas primarias de donde provienen los cambios que plantean retos para el futuro.

El reporte que hace EY hace una lista detallada de las ‘megatendencias’ del futuro. A continuación le explicamos algunas:

Futuro del trabajo
“¿Cuáles serán los cambios del trabajo en el futuro?”, plantea el informe. Hay que entender cómo se verán afectadas las profesiones del futuro, ya que los robots y la inteligencia artificial ya han reemplazado algunos trabajos. 

Además, el estudio afirma que el 65% de los niños que actualmente están en primaria terminarán trabajando en labores que hoy no existe. 

Superconsumidores
La tecnología y los dispositivos han cambiado la forma en que los consumidores se comunican con las empresas. El estudio afirma que los clientes buscan formas diferentes y personalizadas de consumo.

“El 40% de los latinoamericanos consultados vía online ha comprado alguna vez ropa, accesorios, libros, música, viajes, entre otros”, añade. Además, “80% de 378 mil usuarios de Internet en América Latina están conectados por celular”. 

Diseño del comportamiento
Una de las tendencias emergentes en el ámbito de la inteligencia artificial consiste en hacer que las computadoras detecten cómo nos sentimos y respondan en consecuencia, dice EY. 

“A medida que robots y otras tecnologías se vuelven cada vez más reales, las plataformas sociales y móviles están impulsando una revolución en cuanto al comportamiento humano”.

Salud reinventada
Se estima que para el 2050, las personas mayores de 60 años sean más de 2.000 millones. Por eso, los avances en materia de salud son fundamentales para la calidad de vida de las poblaciones que enfrentan ese envejecimiento demográfico.

Lo que este punto plantea es que tecnologías genéticas, la inteligencia artificial para el monitoreo de pacientes, el uso de ‘blockchain’ para el registro médico y la impresión 3D, estarán presentes en el día a día de las personas.

Comida a la medida
El estudio indica que la industria alimentaria también está experimentando cambios. Primero, se está enfocando en desarrollar proteínas diseñadas; segundo, está incursionando en la biotecnología, y tercero, está introduciendo granjas inteligentes y verticales para generar mayor rendimiento en menor espacio. 

¿La relevancia? Un agricultor en 1960 alimentaba a 26 personas. Hoy, con las nuevas tecnologías, a 155 personas. Se espera que para 2050 el agricultor, con la revolución digital agrícola, alimente a 265 personas. 

Comunidades innovadoras: Se proyecta que dentro de 30 años, la mayoría de la población mundial vivirá en una ciudad. Éstas no serán como las grandes ciudades convencionales.

Industria refinada. Las adquisiciones de compañías en otras industrias se dan para ingresar a diferentes mercados, desarrollar nuevos modelos comerciales y ampliar sus capacidades.

Regulación adaptativa. Las tecnologías disruptivas y los modelos comerciales están forzando los enfoques regulatorios existentes y los hacen insostenibles; las regulaciones cambiarían.

Economía molecular. La nanotecnología tiene ya una conocida trayectoria. Pero nuestra comprensión de lo que sucede a nivel molecular y nuestra capacidad para manipular lo que queremos que suceda va en aumento.

Rediseño del urbanismo.Las urbanizaciones del futuro podrían lucir totalmente diferentes, modificando en dónde y cómo se construye, así también las tecnologías de transporte.

Artículo anteriorAlza de un lempira en taxis y bus a partir de mañana
Artículo siguienteMicrosoft supera a Apple por valor en Bolsa