Desempleo en Estados Unidos baja a 3,5%

489
El fin de la huelga de General Motors impulsó la recuperación laboral

Estados Unidos sumó 266.000 empleos en noviembre de 2019, frente a los 156.000 agregados en octubre de este año, informó este viernes el Departamento de Trabajo.

Las ganancias incluyen a los trabajadores automotrices que regresaron a trabajar después de una huelga de seis semanas en General Motors.

La tasa de desempleo en Estados Unidos cayó levemente a 3,5%. Eso coincide con un mínimo de 50 años también alcanzado en septiembre de este año.

El informe muestra una continuación del fuerte mercado laboral de los últimos años. Marca el vigésimo primer mes mes consecutivo en que la tasa de desempleo ha sido igual o inferior al 4%, un nivel que generalmente se considera que representa el pleno empleo.

Y gracias al fuerte mercado laboral, los trabajadores han podido avanzar en los salarios, que han aumentado un 3,1% en los últimos 12 meses. Los aumentos salariales anuales han promediado 3% o más cada mes desde agosto de 2018.

El presidente Donald Trump celebró la noticia: “Gran reporte de empleo”.

El sector manufacturero agregó 54.000 empleos en noviembre, compensando una disminución en octubre relacionada con casi 50.000 trabajadores de General Motors que estaban en huelga.

Pero los aumentos de empleo fueron generalizados en toda la economía de Estados Unidos. El sector de la atención médica tuvo una gran ganancia, hasta de 45.000, al igual que la industria del ocio y la hospitalidad, que también agregaron 45.000 empleos.

“Esto ayuda firmemente a poner los temores de recesión en el espejo retrovisor”, dijo Michael Arone, estratega jefe de inversiones de State Street Global Advisors.

Aún así, el nivel general de contratación en lo que va de año es un poco más lento este año que en 2018. Los empleadores agregaron un promedio de 223.000 empleos cada mes el año pasado en comparación con solo 180.000 este año.

Y hay áreas donde las ganancias de empleo fueron más débiles. El comercio minorista solo agregó 2.000 empleos antes de la temporada de compras navideñas. Y la construcción solo agregó alrededor de 1.000 empleos.

Pero eso puede deberse a que, en un mercado laboral caliente, los empleadores tienen problemas para encontrar a los trabajadores que necesitan en esas áreas. Ambos sectores tienen tasas de desempleo muy bajas para quienes buscan trabajo y que recientemente trabajaron en esos campos.