Contratos de generación de la ENEE son “discrecionales” y no cumplen la Ley: CREE

1060
Crisis de energía en La Ceiba y Olancho sería responsabilidad de la ENEE

El ente regulador responsabiliza a la ENEE de la crisis de suministro en litoral Atlántico y Olancho

La falta de transparencia y “discrecionalidad” de los contratos de generación de energía y fallas administrativas de la Junta Directiva de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) provocaron la crisis de suministro en el litoral Atlántico y en Olancho.

Lo anterior quedó plasmado en un pronunciamiento público de la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE), que advierte responsabilidad administrativa de las autoridades.

La CREE, creada con la Ley Marco del Sector Eléctrico, señala que dentro de los factores que contribuyen a la crisis de suministro está el retraso en la ejecución de los planes previstos (de la ENEE) para la zona para realizar las obras de transmisión y generación a costos eficientes de la energía eléctrica.

“Lo que ha llevado históricamente a la opción ineficiente de contratar generación eléctrica de alto costo”.

¿Discrecionalidad en contratos?

La CREE denuncia que “el manejo discrecional de los procesos de contratación de esa generación, alejado de los procedimientos establecidos en la Ley General de la Industria Eléctrica, ha contribuido a empeorar los problemas de suministro a todo lo largo del litoral atlántico”-

“En Olancho la crisis tiene un origen similar”. Desde hace varios años, esa zona del país ha sufrido de una insuficiencia en la red de transmisión que debe resolverse con nuevas inversiones de líneas y transformadores.

Adicionalmente, según el Plan Estratégico Institucional 2016-2020 de la ENEEa, el proyecto Patuca III debía entrar en operación comercial en marzo de 2018, que por varios factores se cambio la fecha a diciembre o enero anterior.

Por esa razón, la ENEE había gestionado la contratación de 7 MW de generación, cuyo contrato vencía en enero de 2019.

“De haberse cumplido las fechas informadas a la CREE, el servicio eléctrico en el departamento de Olancho no se habría visto afectado”, señala la CREE.

“Sin embargo, fue hasta diciembre de 2018 que la ENEE inició un proceso de licitación para sustituir el contrato que estaba por vencerse con la empresa Comercial Laeisz”.

Bajo estas condiciones, era imposible cumplir con los plazos establecidos en la ley para realizar un proceso de contratación a tiempo para sustituir el contrato vencido.

La CREE, agrega en el comunicado, que existe “resistencia de la Junta de Licitación en cumplir los lineamientos de la ley”.

Entre las indicaciones que la Junta de Licitación se negó a acatar, “estaba la eliminación de las bases de licitación de criterios discrecionales para adjudicar o declarar desierto o fracasado el proceso”.

Adicionalmente, la Junta incurrió en incumplimientos claros, como el haber publicado enmiendas y aclaraciones a los documentos del proceso el mismo día en que recibieron ofertas, y sin haber sido aprobadas por la CREE.

Ante esta situación, la CREE advirtió a la Junta de Licitación de las posibles consecuencias de continuar con un proceso viciado.

“Rechazamos los intentos de utilizar crisis resultado de fallas en la gestión de los agentes del sector, sean de carácter público o privado, para desarrollar procesos de contratación poco transparentes que resulten en costos excesivos y en el mantenimiento de la condición de crisis permanente del sector eléctrico en Honduras”, concluye la CREE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here