Con crédito de multilaterales se pagaría deuda de energía con generadores: Finanzas

1099
Rocío Tábora, ministra de Finanzas

La ministra de Finanzas, Rocío Tábora, aseguró que hay avances para renegociar contratos de energía con generadores y una de las bases es el pago de deudas atrasadas que superan los 9.600 millones de lempiras.

Después de reunirse en la Secretaría de Finanzas con generadores de energía térmica y renovable, a quienes se les presentó el plan integral de rescate del sector energético, la funcionaria sostuvo que “hay muy buena anuencia para trabajar de manera articulada con el Gabinete Económico”.

Se reconoce que hay un atraso en los pagos de “aproximadamente 9,600 millones de lempiras” y se está trabajando en un mecanismo para cumplir con el compromiso que libere recursos de fideicomisos que tiene la ENEE.

Este mecanismo es una negociación con los organismos multilaterales para obtener un préstamo concesional por “un monto de entre 350 y 420 millones de dólares para entrar en un proceso de reestructuración de la deuda tomando en cuenta que se estaría recuperando el flujo de la recaudación que hoy están en poder de fideicomisos privados”.

“Vamos a entrar en un proceso de reestructuración de la deuda histórica y una vez pasado ese momento el tema es que no tengamos atrasos de deuda y que la mora no pase más de 45 días”, expresó.

Además del pago a generadores, sobretodo de proyectos renovables, se destinarían unos 6.500 millones de lempiras para que la administración de la ENEE reduzca su déficit financiero y pueda tener capacidad operativa.

Tábora recordó que antes de obtener financiamiento externo se requiere de la aprobación de un acuerdo por parte del directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Reiteró que eso pasada por recuperar y fortalecer la institucionalidad del sector eléctrico, cumplir con la Ley General del Subsector Eléctrico, hacer la división de las tres empresas, que mejore la gerencia y ordene el proceso de revisión de todos los contratos, así como una planificación adecuada de la energía que se necesita.

“Es todo un proceso de reestructuración que asegure la recuperación financiera, la aplicación de la Ley del Subsector Eléctrico y la división de la ENEE en tres empresas (Generación, Transmisión y Administración)”, concluyó.