El jefe del Banco Central de Argentina, Luis Caputo, se retira después de tres meses

450
El funcionario renunció en medio de informes de una disputa sobre políticas para restaurar la confianza en la economía

Por Agencias/Dinerohn

Luis Caputo solo había ocupado el cargo desde junio, y la sorpresiva renuncia hizo que el peso argentino cayera aún más frente al dólar estadounidense.

En una breve declaración dijo que renunció por razones personales y será reemplazado por el viceministro de Economía, Guido Sandleris. Argentina está finalizando un rescate de $ 50 mil millones del Fondo Monetario Internacional.

Con Argentina en recesión, las tasas de interés en 60% y el valor del peso en la mitad este año, el país necesita el préstamo del FMI para reforzar la confianza en la economía.

El presidente Mauricio Macri se encuentra en Nueva York esta semana para una reunión de las Naciones Unidas, pero tenía previsto reunirse con los financistas de Wall Street y posibles inversores. Cuando se nombró a Caputo, un ex ministro de Finanzas, hace tres meses, hubo dudas sobre el compromiso del gobierno con la independencia del banco central.

Una declaración del banco dijo: “Esta renuncia se debe a motivos personales, con la convicción de que un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional restablecerá la confianza en la situación fiscal, financiera, monetaria y cambiaria”. Sin embargo, la noticia desató una nueva caída del 4% en el peso, mientras que el principal mercado de acciones del país caía más del 5% en la apertura.

El periódico financiero argentino Ambito Financiero informó que puede haber diferencias entre el señor Caputo y el ministro de finanzas, Nicolas Dujovne. Se cree que el Sr. Caputo no desempeñó un papel central en las negociaciones del FMI.  La semana pasada, el gobierno anunció que la economía de Argentina se contrajo un 4,2% en el segundo trimestre, su contracción trimestral más pronunciada desde 2014.

El descenso fue acompañado por una fuerte caída en las exportaciones, luego de que la sequía perjudicara al sector agrícola del país. Una huelga general de 24 horas el martes en Argentina significó que no había transporte público ni taxis en funcionamiento. Estos son días cruciales para el futuro de Argentina.

La moneda del país está sufriendo una gran crisis de confianza que podría evitarse si el gobierno obtiene respaldo del FMI y avanza con algunas de sus reformas económicas.

Pero también se han planteado dudas sobre la falta de liderazgo. Macri ha sido criticado por anunciar el acuerdo del FMI en televisión el mes pasado antes de que fuera negociado en Washington.

Hay informes de disputas entre bastidores dentro de su equipo económico, que ganó fuerza con la renuncia de Caputo. Si bien el acuerdo no está finalizado, los mercados operan más con rumores que con noticias. Algunos dicen que Argentina podría obtener fondos adicionales del FMI.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here