Pérdidas del BCH son efecto de la política monetaria

El Banco Central de Honduras

Para reducir la inflación, vía subsidios, se sumarían unos 5.000 millones de lempiras en deuda externa

Las históricas pérdidas del Banco Central de Honduras (BCH), de más de 2.700 millones de lempiras a septiembre, son el efecto de la política monetaria y se sumarían a la nueva contratación de deuda externa para cubrir subsidios a la energía y rebaja al impuesto a los combustibles.

Para la ex presidenta del Colegio Hondureño de Economistas, Liliana Castillo, las pérdidas del BCH son “el costo de la política monetaria, tanto por comisiones cambiarias del mercado organizado de divisas, así como por el costo de las tasas de interés en que incurre al pagar al sistema financiero para absorber liquidez en exceso de la economía”.

Hay que recordar que desde junio de 2021 los agentes cambiarios (bancos y casas de cambio) administran el 100% de las divisas que ingresan al país y como resultado de esto y con el propósito de evitar cambios abruptos de tipo de cambio el BCH puede participar en el Mercado Interbancario comprando o vendiendo divisas para lo cual tiene que pagar una comisión cambiaria.

“Este año (el BCH) salió a comprar más de $150 millones (unos 3.750 millones de lempiras). Para absorber liquidez en exceso que hay en la economía y de alguna manera contribuir a estabilizar la inflación, que su objetivo primordial, realiza subastas de títulos valores y para ello el BCH tiene que pagar una tasa de interés”, dijo Castillo.

En conclusión, añade, el BCH para cumplir con sus objetivos de estabilidad en los precios internos y externos tiene que incurrir en costos y por eso en algunos años se originan pérdidas.

Sin embargo, el millonario costo no impidió que la inflación interanual supere el 10% al mes de septiembre. Al respecto, la titular del BCH, Rebeca Santos, destaca que las políticas “monetario fiscales”, como subsidios a la energía y rebaja de impuesto a los combustibles han evitado un alza de hasta 2,86 puntos a la inflación.

Sin embargo, los subsidios a la energía y combustibles, dejarán otro problema económico para el país, el aumento de la deuda externa. Y que esos subsidios se cubrirán con el préstamo de $200 millones (unos 5.000 millones de lempiras) firmado con el BCIE, un crédito recién aprobado por el Congreso Nacional.

Este martes el Congreso agregó otros 400 millones de dólares de deuda. Pero este nuevo crédito es para atender emergencias por desastres naturales y de salud, en caso de que ocurran.

Artículo anteriorAumentan las pérdidas del Banco Central a 2.736 millones de lempiras al tercer trimestre del año
Artículo siguienteLa Reserva Federal aumenta las tasas de interés 75 básicos a 4%