Mipymes reciben con poco entusiasmo la nueva Ley para la Recuperación y Reactivación Económica del sector

Mipymes piden exoneraciones y capital al Gobierno

La aprobación de la Ley de Recuperación y Reactivación Económmica de la Micro y Pequeña Empresa (Mipymes), no tuvo el respaldo esperado de la dirigencia, por considerar que no fue socializada y no mejora las condiciones establecidas en el programa aprobado en la administración anterior.

Efraín Rodríguez, dirigente de las Mipymes, dijo que la Ley “no ha sido socializada con las diferentes organizaciones que realmente representan al sector de la micro y pequeña empresa, no vemos ningún beneficio en la Ley, más bien vemos un retroceso, porque ya teníamos esa Ley prácticamente vigente hasta noviembre del 2021, donde las empresas tenían el beneficio de exoneración de impuestos durante cinco años. Ahora se reduce a tres años y en los dos años siguientes se tendrá que pagar el 50% de los impuestos”.

“Además que condiciona las empresas que ya están funcionando y están generando empleos, a que tengan que incrementar su planilla en un 30%, lo cual es difícil ante la crisis económica que estamos pasando y tambien hay que inscribir su planilla de colaboradores en el Seguro Social lo cual deja al margen la mayoría de la microempresa ya que no tienen capacidad de poder inscribirse en el Seguro Social”, opinó el microempresario.

Esperanza Escobar, presidenta de la Asociación Nacional de Mediana y Pequeña Industria de Honduras (AMPIH), menciona que la falta de socialización de la Ley, no permitió recoger las necesidades del sector Mipyme para formalizarse y generar empleo.

“La ley viene en retroceso señores, teníamos mejores beneficios con la ley 145-2018 de gobiernos anteriores a lo que nos está ofreciendo esta ley, al oído de la presidenta (Xiomara Castro) le mandamos a decir que por favor revise bien esa ley que nos está quitando el beneficio de tener cinco años de beneficios fiscales totales al 100%”, reclamó.

Solicitó que se amplíe a 12 millones de lempiras el monto de ingresos anuales para declarar impuestos. El vicepresidente del Congreso Nacional, Hugo Noé Pino, manifestó que uno de los elementos importantes dentro de la ley es que será complementada con programas de financiamiento y de capacitación, lo cual dará la oportunidad del fortalecimiento de la pequeña y mediana empresa.

“Así que adicional a la inversión pública que se aumentó en la reformulación del presupuesto, tenemos una ley que estará apoyando al sector de la micro y pequeña empresa que estamos seguros va a redundar en la creación de mayor nivel de inversión y de empleo en el país”, dijo.

SI hay beneficios, señala la CCIT

Rafael Medina, Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), indica que la nueva Ley mejora el clima de negocios para que las empresas puedan entrar en funcionamiento y lograr una sobrevivencia durante los primeros años.

Recordó que la anterior Ley vigente a quienes se acogieron a la misma y ahora se aplicará a nuevos emprendedores.

“Lo que necesitamos es darle sostenibilidad a las empresas para que en un futuro ya se puedan incorporar al sistema tributario de nuestro país, que la base tributaria sea aún más grande con los beneficios que trae para las empresas el mundo de la formalidad”, sostuvo.

Destacó que el año pasado, con el programa anterior, se formalizaron cerca de 2.000 empresas de ocho mil que se establecieron bajo este mismo mecanismo en el registro mercantil de la Cámara de Comercio.

“Hay un tema fundamental que es la complejidad que todavía existe, por ejemplo, en el mundo tributario, yo creo que ya se debe de hacer una simplificación de los trámites para que los empresarios que tienen micronegocios o pequeños negocios puedan dentro de un futuro hacer sus pagos de una manera ágil y sencilla”, concluyó.

Artículo anteriorBCIE suspendió préstamo de 250 millones de dólares para la ENEE, por nueva Ley de Energía
Artículo siguiente“Justiprecio” la palabra que pone a temblar al sector privado en la nueva Ley de Energía