Las remesas a países de bajos y medianos ingresos crecerán 2% a $639.000 millones en 2023: BM

El flujo promedio de remesas hacia la región, aumentaría 9,3% este año

El lento crecimiento en las economías más ricas del mundo limitará el próximo año la capacidad de los inmigrantes para enviar dinero a sus familias, según un informe del Banco Mundial.

Las remesas a países de bajos y medianos ingresos crecerán en 2023 un 2% a $639.000 millones de dólares, por debajo del crecimiento de 4,9% este año, según el pronóstico del banco.

Esas son malas noticias para las economías de América Central, el Caribe, África y partes de Asia que dependen en gran medida de las remesas. Honduras, El Salvador, Nepal y Líbano se encuentran entre los países en los que dichas transferencias representan más de una quinta parte del producto interno bruto.

LEA: Remesas en Latinoamérica y el Caribe crecerá 9,3% en 2022

La inflación artículos en como alimentos y combustibles está encareciendo la vida de los migrantes, lo que también frena su capacidad para enviar dinero al exterior.

“Con la alta inflación de los alimentos y el hecho de que ahora los paquetes de estímulo anunciados por diferentes países también están disminuyendo, los efectos acumulativos se terminarán en 2023”, dijo Dilip Ratha, director de la Asociación Mundial de Conocimiento sobre Migración y Desarrollo, una iniciativa del Banco Mundial. “Es por eso que esperamos una desaceleración muy fuerte”.

América Latina experimentará el crecimiento de remesas más rápido de cualquier región en 2023, con un 4,7%. La expansión de los sectores de construcción y hospitalidad en Estados Unidos impulsó el empleo y ayudó a los inmigrantes a enviar dinero a casa este año, según el informe.

Este año, las remesas a Europa y Asia Central se dispararon más del 10%, ya que la fortaleza del rublo ayudó a los trabajadores en Rusia a enviar más dinero. También es probable que los flujos de Rusia a los países vecinos aumenten en 2023, dado que algunos rusos trasladarán a sus familias o sus negocios al extranjero tras la invasión a Ucrania.

Los indios obtuvieron la mayor cantidad de dinero a casa este año, alrededor de $100.000 millones, seguidos por los trabajadores de México, China, Filipinas y Egipto. Se espera que la migración crezca en todo el mundo, lo que contribuiría a los flujos de remesas, en tanto que el costo de los viajes de los migrantes ya se ha reflejado en un aumento de las entradas de efectivo a países de tránsito como México.

Artículo anteriorVenezuela firmó contratos con Chevron para reactivar producción petrolera
Artículo siguienteLas billeteras electrónicas mueven más de 17.000 millones de lempiras al año, sobre todo en FM