La inflación PCE en EE UU subió 0,3% en abril

Los precios de consumo siguen en alza en EE UU

La inflación de Estados Unidos siguió una trayectoria lateral en abril, una señal preocupante para el banco central estadounidense que sugiere que el elevado ritmo de aumento de los precios podría durar más de lo previsto y arroja dudas sobre lo pronto que podrá recortar las tasas de interés.

El índice de precios de los gastos de consumo personal (PCE), aumentó 0,3% el mes pasado, informó el viernes la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio, en línea con la subida no revisada de marzo.

En los 12 meses transcurridos hasta abril, el índice de precios PCE subió 2,7%, tras avanzar 2,7% en marzo. Los economistas consultados por Reuters habían pronosticado una subida de 0,3% mensual y de 2,7% interanual.

El índice de precios PCE es una de las medidas de inflación que sigue el banco central estadounidense para alcanzar su objetivo de 2%. Se necesitan lecturas mensuales de inflación de 0,2% en el tiempo para que la inflación vuelva al objetivo.

La Reserva Federal ha mantenido su tasa de interés de referencia entre 5,25% y 5,50% durante los últimos 10 meses y ha visto tres meses en los que la inflación y los datos del mercado laboral han sido más elevados de lo esperado, de enero a marzo, tras unos datos más alentadores en el cuarto trimestre del año pasado.

A principios de este mes, sin embargo, los datos mensuales de abril sobre el aumento del empleo y el índice de precios al consumo, otro indicador de la inflación muy vigilado, parecieron aliviar un poco a la Reserva Federal. El crecimiento del empleo en Estados Unidos se situó en el nivel más bajo de los últimos seis meses y el IPC aumentó menos de lo esperado.

La Reserva Federal ha aumentado los costos de financiación en 525 puntos básicos desde marzo de 2022, en un intento de enfriar la demanda en toda la economía. Los mercados financieros esperaban inicialmente que el primer recorte de tasas se produjera en marzo, pero luego se retrasó a junio y ahora a septiembre.

El gasto de los consumidores, que representa más de dos tercios de la actividad económica estadounidense, aumentó 0,2%, por debajo de 0,7% de marzo. Los datos revisados del Producto Interno Bruto publicados el jueves mostraron que el gasto de los consumidores se moderó a un ritmo de 2,0% en el primer trimestre, frente al vigoroso ritmo de 3,3% del periodo octubre-diciembre.

Artículo anteriorBID aprueba préstamo de $25 millones para programa de inserción laboral
Artículo siguienteNuevas rebaja a gasolinas a partir de este lunes