La inflación, las subidas de tipos y la estanflación socavan las perspectivas crediticias de Fitch Ratings

Fitch Ratings revisa al alza perspectiva de Ficohsa

El empeoramiento de las perspectivas macroeconómicas ha llevado a una revisión completa de las casi 300 perspectivas de desempeño de activos y sectores que completó la firma Fitch Ratings como parte de la serie de Perspectivas crediticias para 2022, comparadas con las de finales de 2021.

Las implicaciones del endurecimiento de las condiciones financieras, el debilitamiento del crecimiento, la guerra entre Rusia y Ucrania y las persistentes interrupciones de la cadena de suministro se están transmitiendo a múltiples sectores. 

De 293 perspectivas de desempeño de sectores y activos, 37 mostraron una tendencia a la baja, ya sea cayendo de ‘neutral’ a ‘deteriorándose’ o de ‘mejorando’ a ‘neutral’. Ahora hay 35 perspectivas sectoriales ‘deteriorantes’ frente a 14 en diciembre, mientras que el número evaluado como ‘mejorante’ cayó de 41 a 34.

Las revisiones a la baja del crecimiento del PIB en medio de una inflación superior a la esperada y las vulnerabilidades de un endurecimiento monetario más rápido fueron un tema central que impulsó muchos de los cambios de perspectiva del sector a la baja. 

De nueve perspectivas sectoriales regionales soberanas, cinco cambiaron a la baja, incluida la perspectiva sectorial a nivel mundial y las perspectivas sectoriales para Asia-Pacífico, Europa emergente, Europa occidental y África subsahariana. Ciertos sectores de mercados emergentes en particular están mostrando mayores desafíos.

No todos los sectores se han visto afectados negativamente. Diez perspectivas del sector subieron desde finales de 2021 y 34 siguen ‘mejorando’. Los sectores relacionados con el complejo de materias primas se han beneficiado en general de la subida de los precios

La mayor parte de las perspectivas del sector (76%) siguen siendo ‘neutrales’. A pesar del rápido deterioro en nuestro caso base de 2022, los mercados laborales y la demanda de los consumidores siguen siendo fuertes impulsores clave de la demanda y muchos sectores aún anticipan condiciones comerciales estables este año.

Artículo anteriorCrece la población hispana en EE UU y supera los 62 millones: Censo
Artículo siguienteEE UU solicitó a El Salvador la extradición de 14 líderes de la MS-13