La escasez de chips obliga a Toyota Motor Corp. a recortar el 40% de su producción

Toyota desplaza a GM como los autos más vendido en Estados Unidos

Toyota Motor Corp. se desplomó hasta un 4,7% debido a que el empeoramiento de la escasez de chips obligó al mayor fabricante de automóviles del mundo a suspender la producción durante varios días en casi todas sus plantas de Japón el próximo mes, lo que provocará un recorte de producción del 40%.

En un comunicado, Toyota informó este jueves que se realizarán ajustes en las operaciones de producción de las plantas de vehículos terminados en Japón debido a la escasez de piezas producto de la propagación del covid en el sudeste asiático. En total, el próximo mes se fabricarán un total de 360.000 vehículos menos. Los recortes fueron informados previamente por el periódico Nikkei.

Unas 27 líneas en 14 plantas en Japón se verán afectadas, lo que tendrá un impacto en la producción de modelos desde el RAV4 hasta el Corolla, Prius, Camry y Lexus RX, informó Toyota. La medida representa un golpe para todas las plantas que tiene Toyota en el país, salvo una.

“Especialmente en el sudeste asiático, la propagación del covid y los confinamientos están afectando a nuestros proveedores locales”, dijo Kazunari Kumakura, director del grupo de compras de Toyota. En el futuro, la compañía buscará formas de diversificar aún más sus cadenas de suministro para no centrarse en una sola región y está tratando de encontrar piezas de repuesto de proveedores de otras regiones, añadió.

Kumakura se negó a comentar detalles específicos sobre la escasez de piezas de Toyota, pero señaló que las cadenas de suministro en Vietnam y Malasia se han visto particularmente afectadas.

A principios de este mes, Toyota mantuvo sus previsiones de ganancias operacionales anuales, decepcionando a los inversionistas, que se habían sentido alentados por los resultados financieros de sus pares, gracias a la fuerte demanda mundial de automóviles. El fabricante de automóviles mantuvo su previsión de 2,5 billones de yenes ($22.700 millones) para el año fiscal hasta marzo, frente a la proyección media de los analistas de 2,95 billones de yenes.

Mientras la escasez de chips automotrices ha dificultado la capacidad de muchos rivales para aprovechar la fuerte demanda mundial de automóviles durante los últimos nueve meses, Toyota se había mantenido relativamente intacta hasta ahora debido a su experiencia en la cadena de suministro y a los sólidos inventarios de componentes clave, como los semiconductores.

Sin embargo, un alarmante brote de covid en el sudeste asiático ha afectado a la empresa. Toyota también tiene una gran presencia de fabricación en Tailandia, donde el número de casos ha batido récords.

El mes pasado, Toyota informó que extendería las interrupciones de producción en Tailandia debido a la escasez de piezas relacionada con el covid. Las plantas de la automotriz en el país tienen una capacidad de producción combinada de 760.000 unidades al año.

Artículo anteriorProducción manufacturera de EE UU se acelera en julio gracias a sector automotriz
Artículo siguienteFinca Platanares obtiene el mejor precio en la subasta electrónica de la Taza de Excelencia