El recaudo tributario en Latinoamérica y el Caribe cayó 11,2% durante 2020: OCDE

La recaudación de impuesto en relación al PIB es de casi 22% en Honduras

Honduras reporta un 21,9%, uno de las cargas tributarias más altos en la región

Un enorme hueco fiscal que dejó el primer año de pandemia en Latinoamérica y el Caribe. De acuerdo con “Estadísticas Tributarias en América Latina y el Caribe 2021”, el más reciente informe publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), los ingresos tributarios de la región disminuyeron 11,2% en 2020 con respecto al año anterior.

Las mayores caídas se observan en los impuestos selectivos al consumo, que tuvieron una disminución de 13,7% interanual; seguido del impuesto sobre la renta, que cayó 9,9%, y el IVA, que disminuyó 9,2%. Los demás ingresos tributarios no clasificados disminuyeron 14,2% frente al PIB total de Latinoamérica y el Caribe.

Por el lado de los países que tuvieron mayores movimientos respecto al monto recolectado por tributación durante el período 20192020, el informe destacó que Cuba, con 42% de su PIB; Barbados, con 33,1%; Brasil, con 33,1%; Belice, con 32,4%, y Uruguay, con 29%, fueron los países de la región que tuvieron una mayor proporción de ingresos tributarios respecto a su en este periodo.

Honduras se encuentra en la posición media con un 21,9%, un aumento en relación al 2019, donde registraba la carga tributaria (18,6%) más alta de la región, según datos del Icefi.

La Ocde también destacó sobre el top cinco de los países con menor proporción de recaudación en la región. Allí se ubicaron México, con 16,5%; Panamá, con 14,1%; Paraguay, con 13,9%; República Dominicana, con 13,9%, y Guatemala, con un nivel de recaudo de 13,1% respecto a su PIB.

Colombia se ubicó en el lugar número 20, de un listado de 28 países de la región, ya que el año pasado su ingreso tributario fue de 19,7% respecto a su PIB.

Uno de los aspectos clave, descritos por la Ocde en su informe, recae en el impacto que tuvo la pandemia por covid-19 en los ingresos fiscales extraordinarios provenientes de los recursos naturales no renovables en la región.

Por ejemplo, en la primera mitad de 2020, los ingresos por petróleo y gas en Ecuador y México, esencialmente rentas de propiedad ligadas al valor comercial de la producción, disminuyeron como resultado de la caída de los precios y los menores niveles de producción.

Pese al impacto de la pandemia en las cifras de recaudo de los países, esta tendencia volátil entre las estructuras tributarias es un tema que precede a la crisis.

Relación ingresos/PIB en alza

Según el reporte, entre 1990 y 2019, la proporción entre la recaudación tributaria y el PIB promedio en los países de América Latina y el Caribe aumentó más de siete puntos porcentuales, pasando de 15,7% a 22,9%, acercándose cada vez más a la media de la Ocde, que para la fecha está ubicada en 33,8% del PIB total de los países del bloque.

Sin embargo, los analistas advierten que comparar a la región con la OCDE es un error, en especial para países de ingreso medio y bajo como Centroamérica y el Caribe, donde los sistemas de seguridad social y educación son ineficientes.

Artículo anteriorEl 72% de los estadounidenses dicen que los inmigrantes llegan en busca de trabajo y para mejorar sus vidas: Instituto Cato
Artículo siguienteInforme coloca a Huawei entre las empresas más innovadoras del mundo: BCG