El petróleo de Texas cae un 8,2% por temor a una segunda ola de Covid-19

Temor a rebrote del Covid-19, baja precio del crudo

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI), de referencia para Honduras, cerró este jueves con una caída del 8,23%, hasta los 36.34 dólares el barril, motivado por el miedo en el mercado a una segunda oleada de casos de Covid-19 que paralice de nuevo la economía y golpee la demanda de combustible.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) los contratos de futuros del WTI para entrega en julio restaron 3,26 dólares respecto a la sesión previa del miércoles, cuando el Texas avanzó un 1,7 %.

 Al tiempo que los inventarios petroleros en Estados Unidos tocaron máximos.

Los casos del coronavirus superaron los 2 millones en Estados Unidos, y las nuevas infecciones están aumentando levemente tras cinco semanas de bajas. Aunque la mayoría de los países han relajado las restricciones de movimiento que sacudieron la demanda, el consumo de combustible se mantiene un 20% por debajo de los niveles típicos.

La Reserva Federal (Fed) ha expresado temores de que esto pueda continuar, limitando la demanda.

Los futuros del crudo Brent perdieron 3.18 dólares, o un 7.62%, a 38.55 dólares el barril; mientras que los futuros del WTI cedieron 3.26 dólares, o un 8.23%, a 36.34 dólares el barril. Ambos referenciales registraron a su peor declive diario desde el 21 y el 27 de abril, respectivamente.

Los inventarios petroleros en Estados Unidos subieron de forma inesperada en 5.7 millones de barriles en la semana al 5 de junio, a una cifra récord de 538.1 millones de barriles, según la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA, por su sigla en inglés).

El alza se debió al aumento de las importaciones por la llegada de suministros comprados por las refinerías cuando Arabia Saudita inundó el mercado en marzo y abril.

A la presión sobre los precios se sumaron los comentarios de la Reserva Federal, que indicó que el desempleo en Estados Unidos llegará al 9,3% a fines de 2020 y tardará años en volver a bajar, mientras se espera que las tasas de interés operen cerca de cero al menos durante el próximo año.

Artículo anteriorBajan a 1.54 millones las peticiones de subsidio por desempleo en EE UU
Artículo siguienteGrupo Inditex presenta pérdidas por primera vez en su historia y cerrará 1.200 tiendas