El crecimiento de EE UU creció 5,7% en 2021, la tasa más alta desde 1984

Contracción económica fue mayor de lo previsto en EE UU

El Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos se expandió a una tasa anualizada del 6,9% luego de un ritmo del 2,3% en el tercer trimestre, dejando un crecimiento económico de 5,7%, según la estimación preliminar del Departamento de Comercio.

El índice de precios de gastos de consumo personal excluyendo alimentos y energía, una medida de inflación seguida de cerca por los funcionarios de la Reserva Federal, creció un 4,9% anualizado el trimestre pasado.

La economía creció un 5,7% en 2021, la mayor expansión desde 1984. En 2020, se había contraído un 3,4%, en lo que fue la mayor caída en 74 años. El crecimiento del año pasado se vio impulsado por un enorme estímulo fiscal, así como por unas tasas de interés muy bajas.

Se espera que los inventarios, que agregaron 4,9 puntos porcentuales al crecimiento del PIB el trimestre pasado, sigan siendo un factor de apoyo para el crecimiento económico este año. Ante la persistente escasez de suministro, las empresas dependían de los inventarios para mantenerse al día con la sólida demanda de mercancías observada a lo largo de 2021.

Las empresas ahora están comenzando a reabastecerse, lo que ayudará a impulsar la producción. Eso es posible en parte porque el consumo personal, aunque sigue siendo sólido, se ha enfriado desde el ritmo al rojo vivo observado en la primera mitad de 2021. Los gastos de los consumidores, la mayor parte de la economía, crecieron a un ritmo del 3,3 % el trimestre pasado, en en línea con las estimaciones y por encima del 2% en el período anterior.

Sin embargo, otros datos económicos sugieren que la fortaleza se concentró al comienzo del cuarto trimestre, ya que los estadounidenses adelantaron sus compras navideñas para sortear los retrasos en los envíos y un aumento en los casos de Covid-19 frenó la demanda de servicios a finales de año.

Las ventas finales reales a compradores nacionales, una medida de la demanda subyacente que excluye los componentes de comercio e inventarios del PIB, aumentaron a un ritmo del 1,9 % en los últimos tres meses del año, apenas un poco por encima de la tasa del 1,3% observada en el tercer trimestre. cuarto.

La variante Ómicron altamente contagiosa ha sofocado el crecimiento económico a corto plazo, ya que los niveles récord de infecciones mantienen a muchos estadounidenses en casa, mermando la demanda e interrumpiendo aún más las cadenas de suministro. Sin embargo, mirando más allá del primer trimestre, muchos economistas esperan un crecimiento sólido este año en medio de las expectativas de una disminución de las presiones inflacionarias y los desafíos de la cadena de suministro.

Pero no está claro en qué medida la inflación disminuye realmente. El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo el miércoles después de la primera reunión de política monetaria del año del banco central que los funcionarios están listos para subir las tasas de interés en marzo para detener las persistentes presiones sobre los precios.

Artículo anteriorXiomara Castro asume presidencia y anuncia “revisión del CAFTA”, derogación de ZEDES y “energía gratis” al consumo de hasta 150 kwh
Artículo siguienteBA.2, la nueva sub variante de omicron que podría no ser detectada en las pruebas PCR