El 70% de los emisores de remesas reducen sus gastos para mantener envíos: Encuesta

Las remesas hacia Honduras mantienen un aumento del 20%

Una encuesta realizada por la remesadora digital WorldRemit, evidencia que siete de cada 10 emisores han realizado una reingeniería de sus gastos diarios para sostener los envíos de dinero a sus hogares de origen ante la escalada mundial de precios.

Y es que la inflación mundial está impactando a los emisores de remesas y a los receptores. WorldRemit, una remesadora digital establecida en Londres, Inglaterra, encuestó a 1.000 emisores de remesas internacionales en Estados Unidos, Reino Unido y Australia y 78% de éstos reconoció que han sentido el impacto directo del aumento del costo de vida que ha significado la inflación.

Como consecuencia, todos los emisores han realizado una reingeniería de sus gastos diarios desde que inició este año, para mantener su capacidad de enviar dinero a sus hogares.

Así, 49% de los entrevistados refirió que comen menos fuera de casa; mientras que 46% han limitado reuniones sociales para ahorrar dinero y 25% ha optado por el uso de transporte público en lugar de conducir sus propios autos.

Una de las principales razones es el aumento en el precios de los energéticos (energía y gasolinas) que mantiene una tendencia alcista desde el año pasado y en específico, en los tres países originadores de remesas donde levantaron la encuesta.

En Estados Unidos, de donde se envía más del 90% de las remesas que recibe Honduras, la inflación de energéticos registró una variación anual de 34,6% en mayo, según datos recabados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); en Reino Unido la inflación de energéticos completó una fluctuación anual de 52,6% en el mismo mes; y en Australia, este comparativo a 12 meses es de 20 por ciento.

Envíos se mantienen

De acuerdo con el directo de WorldRemit para las Américas, Jorge Godínez Reyes, “la resiliencia y el compromiso de los inmigrantes con sus seres queridos en sus países de origen ha demostrado ser vital en el periodo donde los gastos domésticos están aumentando en todo el mundo”.

Este estudio demuestra que incluso en tiempos de inestabilidad financiera, muchos inmigrantes prefieren hacer ajustes en sus hogares para mantener el flujo regular de remesas a sus familias.

Según los resultados de la encuesta, 52% de los emisores de remesas reconocieron que ahora envían dinero a menos personas. De hecho, 72% del total envía dinero a familiares cercanos a partir de este año.

El experto estima que este año el crecimiento de los envíos a Lainoamérica y el caribe será del 14%, menor al 25% del año pasado.

Pero Godínez puntualiza que dentro de la región cada país se comporta de manera distinta. “En República Dominicana la proyección es que este año decrezca más o menos %, mientras que en México se espera que todavía crezca 18%”, opina.

En Honduras, al 28 de julio, las remesas familiares sumaron “4.878.9 millones de dólares, un aumento del 20,3% en relación a la misma fecha del año pasado”. Las remesas representaron a esa fecha el 47.3% del total de ingresos de divisas al país.

Artículo anteriorLa alta inflación hará caer las importaciones de Estados Unidos en el segundo semestre: NRF
Artículo siguienteInflación interanual de Costa Rica es de 11,48%, la más alta de Centroamérica