BCIE reorienta crédito de $250 millones para la nueva política de energía del Gobierno

El Directorio del BCIE, se reúne este mes en México

Los fondos serían los mismos aprobados en 2020 para la reformada LGIE

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) anunció la aprobación de una Operación de Políticas de Desarrollo (OPD) por 250 millones de dólares para Honduras en el marco de una facilidad financiera para el sector energético y la acción climática del país.

El financiamiento, que sería una reorientación de recursos, busca “sentar las bases para un plan de reducción de pérdidas” orientado a resolver la principal problemática del subsector eléctrico; así como impulsar una transición energética sostenible que se estima traerá como resultado el ahorro de energía y el mejoramiento de ingresos.

Esta OPD en particular se fundamenta en cuatro pilares: mejora del desempeño operativo y financiero del subsector eléctrico; transición energética; impulso a la descarbonización del desarrollo; y, transparencia de la información pública para el desarrollo sostenible.

“Mediante este financiamiento el BCIE refuerza su firme apoyo a la República de Honduras para que se pueden implementar acciones que signifiquen una solución a la problemática que vive el país con pérdidas eléctricas que actualmente superan el 30%.  Al lograr reducir este nivel de pérdida, la ENEE recuperará su equilibrio financiero, y se mejorará el acceso y calidad del servicio eléctrico para la población”, expresó el presidente ejecutivo del BCIE, Dante Mossi.

La operación contempla acciones tales como: el Plan Nacional de Reducción de Pérdidas; focalización del subsidio a las tarifas eléctricas; programas para incrementar la cobertura eléctrica; electro-movilidad; obras para la modernización de la Central Hidroeléctrica El Cajón y la expansión de la red de transmisión, entre otras.

Reorientación de crédito

Los 250 millones de dólares serían parte de la reorientación del crédito aprobado en 2020 al gobierno anterior para la implementación de la Ley General de la Industria Eléctrica (LGIE). Dicha Ley fue reformada por la actual administración que aprobó una nueva Ley Especial de Energía.

La reforma provocó la “suspensión” del préstamo, según dijo Dante Mossi, mientras se revisaban las nuevas necesidades del actual gobierno.

Artículo anteriorImportación de gasolinas subió 78% a julio, por alza del 70% en los precios
Artículo siguienteLas deudas de la ENEE superan los 94.300 millones de lempiras al cierre del primer semestre