Invertir en infraestructura impulsaría desarrollo económico del país: BID

1004
Eric Parrado, economista en Jefe del BID presentó el informe regional en Tegucigalpa

El Economista Jefe y gerente general del Departamento de Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Eric Parrado, presentó el último informe macroeconómico de Latinoamérica y el Caribe 2019, “Construir Oportunidades para Crecer en un Mundo Desafiante”.

El informe se concentra en la importancia de la inversión en obras de infraestructura en Latinoamérica, como mecanismo para mejorar el desarrollo e impulsar el crecimiento económico.

De acuerdo con el cálculo del BID, el costo de “no añadir capital nuevo” a la infraestructura de los países de la región equivale a alrededor de “un punto porcentual de pérdida de crecimiento del PIB” (producto interno bruto, valor total de la producción nacional).

Además una mayor inversión en infraestructura compensaría el impacto negativo de la actual desaceleración de China y Estados Unidos.

El mismo estudio proyecta que una combinación de impactos económicos de las grandes economías mundiales en la región podría acortar el crecimiento de Latinoamérica y el Caribe hasta el 0,8 % de promedio entre 2019 y 2021.

Potenciar la infraestructura

“Tenemos que potenciar la infraestructura y buscar fuentes de crecimiento, tanto internas como externas”, dijo Parrado.

Señaló que es importante “aumentar la eficiencia en gasto en infraestructura sin temor de incrementar fuertemente las cuentas fiscales”.

Además sostiene que se deben atraer inversores institucionales “más allá de los bancos”, es decir, fondos de pensiones, compañías de seguros y fondos soberanos, entre otros.

Recomendó la construcción de fondos de infraestructura “específicos para cada” país para que se puedan identificar los proyectos y mejorar el manejo de riesgos para que los inversores se sientan “más seguros”.

El análisis del BID estudió los sectores de electricidad, transporte, telecomunicaciones, agua y saneamiento en seis países de la región (Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, Jamaica y Perú).

Según el banco regional de desarrollo, la brecha de inversión en infraestructura en Latinoamérica y el Caribe es de aproximadamente el 2,5% del PIB, lo que equivale a unos 150.000 millones de dólares anuales.