Informe de la Cepal confirma fracaso de política estatal para reducir pobreza

42
Migración de hondureños expone fracaso de los gobiernos para reducir la pobreza

El último informe de la Cepal sobre la pobreza en Latinoamérica, que ubica a Honduras en la última posición de 15 países analizados, ha despertado la preocupación de autoridades y analistas económicos.

El Panorama Social de Latinoamérica 2019, de la Cepal señala que seis de cada 10 hondureños vive en la pobreza y que no hay avances en los últimos años.

Al respecto Jacqueline Foglia, directora del Consejo Nacional de Inversiones (CNI), dijo que “se mira con preocupación estas cifras ya que una de las prioridades principales, no solamente de este Gobierno, del Estado es el bienestar de sus ciudadano. Este bienestar tiene que venir por bajar los niveles altos de desempleo”.

La representación más clara es la migración hacia otros países, reconoció la funcionaria, para quién las revisión de facilidades para inversión, atrarería nuevos capitales y por ende generación de más empleo.

Flogia señala que la CEPAL tiene su metodología de medición y muchas veces se tiene que tener cuidado en ver qué metodologías y qué año utilizaron como base.

La Cepal hizo un análisis del 2012-2018 e incluyó a 15 países latinoamericanos.

“Como es una medición que hace a través de un grupo grande de países de latinoamericana, pues uno lo tiene que tomar también como una tendencia. La tendencia de Honduras ha sido que nosotros no hemos logrado bajar los niveles de pobreza, se han mantenido muy planos y eso es una preocupación grave que tenemos todos”, declaró

¿480.000 millones gastados?

Para el coordinador General del Foro Social de Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Mauricio Díaz, los datos confirman el fracaso estatal en la reducción de la pobreza y reclama una investigación de los recursos utilizados por el gobierno.

Según el analista, al cifra rondaría los 480.000 millones de lempiras (en los últimos 20 años), de los programas de ayuda con la condonación de la deuda externa a inicios de la década anterior.

“No han logrado atenuar de manera contundente los indicadores de pobreza, en resumen, se ha gastado el dinero, pero no se ha invertido”, reclamó.

La responsabilidad también recae sobre organismos internacionales que siguen aprobando préstamos para reducir pobreza, pero no dan seguimiento a los resultados.

Actualmente se ejecuta un fideicomiso de unos 4.000 millones de lempiras para proyectos de reducción de la pobreza, como el BONO 10 mil, pero este año se agregó el programa de apoyo agrícola bajo administración de las Fuerzas Armadas,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here