Impacto económico global del coronavirus supera los $50.000 millones: Unctad

726
Las exportaciones con leve efecto por el Covid-19

La presencia del coronavirus COVID-19 en China ha provocado una contracción del 2% en la producción manufacturera del país durante el último mes y ha causado ya una pérdida estimada en 50.000 millones de dólares a la economía mundial, revela un estudio divulgado este miércoles por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

China ha sido el mayor exportador del mundo y una pieza clave de las cadenas de producción global a lo largo de las últimas dos décadas. Es un proveedor fundamental de bienes y componentes de automóviles, teléfonos celulares y equipo médico entre muchos otros productos.

Los más perjudicados con la pérdida de exportaciones son la Unión Europea (UE), donde se calcula que fue de 15.000 millones el pasado mes y las industrias más afectadas han sido de maquinaría, automovilística, química y de instrumentos de precisión.

Japón y Estados Unidos han perdido en ventas al exterior cerca de 5.200 y 5.800 millones de dólares, respectivamente, mientras que en la lista de afectados siguen Vietnam (2.300 millones) y Taiwán (2.600 millones).

Impacto por sectores

De acuerdo con la evaluación de la UNCTAD, los rubros más golpeados hasta ahora son los instrumentos de precisión, la maquinaria, los automóviles y el equipo para comunicación.

Las economías de la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Vietnam están entre las que han sufrido un mayor impacto.

El estudio explica que con la globalización económica de hoy, cualquier alteración en China se extendería fuera de sus fronteras incluso si el brote de COVID-19 se contuviera en el país. Su papel de proveedor de múltiples suministros para empresas en todo el mundo afecta irremediablemente las cadenas de valor regionales en Europa, América y Asia del Este.

Los países en vías de desarrollo que dependen de la venta de materias primas han recibido también un golpe muy intenso.

En la presentación de la evaluación en Ginebra, la jefa de la División de Materias Primas y Comercio Internacional de la UNCTAD, Pamela Coke-Hamilton, advirtió sobre lo que puede venir.

“Si la propagación del virus no se mitiga en el corto plazo, el impacto general en la economía global sería sustancial en términos de un retroceso muy negativo”, dijo.

China se ha convertido en la central manufacturera mundial de muchos sectores. Actualmente, cerca del 20% del comercio global de productos intermedios manufacturados se origina en China, en 2002, esa cifra alcanzaba el 4%.

“Si el COVID-19 se saliera de control, veríamos cierres de fábricas no sólo en China, sino también en India, Estados Unidos y demás países. Ahí tendríamos un gran problema”, acotó Alessandro Nicita, de la misma División de la UNCTAD.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here