Fitch afirma clasificación de Banco Atlántida en ‘B+’, pero Baja la de Invatlán a ‘B’

589
Calificación de Fitch golpea expansión de Invatlán

Invatlán incursionará a partir de mañana en Ecuador y Perú

La calificadora de riesgo Fitch Ratings afirmó las clasificaciones en escala internacional (IDR, Issuer Default Ratings) de largo plazo en Moneda Extranjera y Local de Banco Atlántida en ‘B+’ y bajó las IDR de largo plazo en Moneda Extranjera y Local de Inversiones Atlántida y Subsidiarias (Invatlán) a ‘B’ desde ‘B+’.

La Perspectiva de las clasificaciones es Estable. Fitch también afirmó la clasificación de Viabilidad (VR) en ‘b+’, y las clasificaciones en escala nacional en ‘A+(hnd)’ y ‘F1(hnd)’ de Atlántida.

La reciente expansión sudamericana de Invatlán, a través del Grupo Sur Atlántida, podría haber afectado la calificación del holding del Grupo Atlántida.

La baja en las clasificaciones de Invatlán refleja la subordinación estructural creciente de la compañía tenedora con respecto a su subsidiaria principal (Atlántida). Lo último reflejado en la expansión continua de las operaciones de Invatlán que han incrementado los niveles de doble apalancamiento por arriba de la sensibilidad de Fitch de 120% y las restricciones crecientes sobre el flujo de liquidez hacia Invatlán desde Atlántida”, señalan los analistas de Fitch.

Factores clave de Invatlán

IDR y Deuda Sénior: La baja en las IDR de Invatlán refleja la calidad crediticia de su subsidiaria principal, Atlántida en Honduras, clasificada ‘B+’ en la escala internacional de Fitch.

Restricciones crecientes de Atlántida para subir dividendos a Invatlán dados los requerimientos regulatorios adicionales de capital, y un nivel creciente de doble apalancamiento desde 2018 como resultado de los planes de expansión comercial de Invatlán.

A septiembre de 2019, el indicador de doble apalancamiento permaneció por arriba de 120% (127%). Las clasificaciones también consideran la alta integración operativa de Invatlán con sus subsidiarias operativas.

La clasificación de las notas sénior baja a ‘B’ desde ‘B+’ ya que están clasificadas en el mismo nivel que las IDR de Invatlán. A pesar de ser una obligación sénior garantizada y no subordinada, Fitch opina que el mecanismo de colateral no tendría un impacto significativo en las tasas de recuperación.

De acuerdo con los criterios de clasificación de Fitch, las perspectivas de recuperación para las notas son promedio y se reflejan en una RR de ‘RR4’.

Sensibilidad de las notas

El potencial a la alza para las IDR de banco Atlántida solo podría provenir de mejoras adicionales en el entorno operativo hondureño. La clasificación esperada de la deuda sénior internacional no garantizada reflejaría cualquier cambio en las IDR de Atlántida.

Las clasificaciones en escala nacional de Atlántida podrían mejorar si el banco muestra una mejora sostenida de sus indicadores de capital y rentabilidad.

Las clasificaciones de Invatlán probablemente se moverán en línea con las de su subsidiaria principal, Atlántida. Las IDR de Invatlán podrían subir un nivel si el índice de doble apalancamiento de la compañía se mantiene por debajo de 120% como resultado de la expansión continua financiada por inyecciones de capital.

La clasificación de la deuda sénior internacional garantizada reflejaría cualquier cambio en las IDR de Invatlán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here