Economía se encamina a una recesión al caer el PIB -0,2% en segundo trimestre del año

431
La producción agrícola registró una baja en el primer semestre del año

El Banco Central de Honduras (BCH), confirmó que en el II trimestre de 2019 el Producto Interno Bruto, en términos constantes y desestacionalizados, registró una caída de -0,2 por ciento al compararlo con el primer trimestre de este año.

La contracción económica impacto en los sectores que más empleo generan: agricultura, maquila, manufactura, transporte e ingresos tributarios.

La actividad de Agricultura, Ganadería, Silvicultura y Pesca registró caída de 2,5%, vinculada a la menor producción agrícola, principalmente en el cultivo de banano, afectado por baja demanda externa y palma africana por menores rendimientos.

La industria manufacturera se contrajo 0,1% con relación al I trimestre de 2019, por la baja en la elaboración de alimentos -conservación de pescado y productos de la pesca y procesamiento de carnes-; fabricación de papel y productos de papel; sustancias y productos químicos (en particular farmacéuticos) y productos plásticos.

Entre tanto, se registró un crecimiento en las actividades económicas de beneficiado de café -por una ligera recuperacion en el precio internacional-; fabricación de productos textiles; bebidas y productos elaborados de metal.

¿Recesión?

Una recesión es un decrecimiento de la actividad económica durante un periodo de tiempo. Oficialmente se considera que existe recesión cuando la tasa de variación anual del PIB es negativa durante dos trimestres consecutivos.

Aunque esto aún no se ha cumplido y es posible que septiembre cierre con una leve recuperación de la economía, lo cierto es que el impacto en el empleo y los ingresos no se recuperaría.

De acuerdo con el BCH, la contracción fue resultado de un entorno con bajos precios internacionales de algunos bienes exportables, reduciendo las cantidades producidas y exportadas, asimismo por la menor inversión.

Crecen los mismos sectores

Los sectores que mantuvieron su mayor actividad y evitaron una mayor contracción fueron: electricidad y distribución de agua (2,1%), intermediación financiera (1,2%); construcción (1,9%); comunicaciones (0,7%); comercio y turismo (0,6%).

Al analizar el comportamiento de la demanda agregada se observa que la demanda interna contribuyó de manera negativa influenciada por una variación a la baja en la formación bruta de capital (inversiones).

Esto debido parcialmente por la menor adquisición de maquinaria y equipo, disminución en inversión pública y mayor utilización de inventarios; atenuado ligeramente por el alza en el consumo privado.

En ese trimestre, en el comercio exterior, se registraron mayores exportaciones y menores importaciones de bienes y servicios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here