Devaluación semestral fue 50% menor a la registrada en igual período de 2018: BCH

755
Menos de 1% se devaluó la moneda en el primer semestre

La devaluación o el tipo de cambio de lempira respecto al dólar en el primer semestre del año fue de 17 centavos, menos de la mitad de la registrada en 2018 a esa misma fecha, cuando llegó a 36 centavos, informó el Banco Central.

El precio de venta de la divisa estadounidense en enero de este año fue de 24.5076 lempiras y en junio cerró en 24.6769, es decir 17.07 centavos. Este valor queda en poder de los bancos privados y del BCH, como parte de la intermediación financiera.

En 2018, el dólar pasó de 23.7641 a 24.1202 lempiras entre enero y junio.

Para el presidente del Colegio Hondureño de economistas, Luis Guifarro, la menor devaluación se sostiene en las remesas familiares que han aumentado un 10% este año.

Pero reconoció que el ritmo es menor a las expectativas que se tenían para el cierre del presente año.

“Yo diría que la tendencia es muy favorable considerando los efectos adversos que hay para la economía, una economía que probablemente va a tener un comportamiento medido por el Producto Interno Bruto hacia la baja”, estimó.

Tarifas de energía vs devaluación

La devaluación actual es una de las más bajas de los últimos años en un intento del BCH de controlar la inflación.

Sin embargo, los precios siguen en aumento es especial por el aumento de las tarifas de energía aprobado en marzo de 10,89% y la leve rebaja de 1,5% aprobada para este trimestre por la CREE.

La devaluación es uno de los tres principales factores tomados en cuenta por la CREE, pero en este caso “no fue suficiente” para aprobar una rebaja mayor.

Mauricio Díaz, coordinador de la ONG, Fosdeh, considera que la rebaja fue marginal y resta credibilidad a la CREE al no reflejarse la menor devaluación ni el menor valor del bunker en el mes de junio.

“Es absolutamente claro que hay allí un problema que tiene que ver con la falta de transparencia en la definición de la tarifa que se debe de pagar en el país, así como la falta de transparencia en ver qué costo tiene la energía que consumimos”, cuestionó.

La rebaja, agregó, al menos debió de haber sido de la misma manera en que subió la vez anterior.

“Yo creo que si hubieran hecho una rebaja más significativa, seguramente se caerían las negociaciones con Papá Fondo (FMI)”, opinó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here