Demanda de dólares es baja y las reservas son robustas, ¿por qué devaluar?

329
Federico Álvarez, ex presidente del BCIE

Economistas temen que sea una fuente de financiamiento interno

Mientras el Banco Central de Honduras (BCH) sigue con el proceso de deslizamiento de la moneda, crecen los cuestionamientos de los economistas sobre las razones de que el precio del dólar llegara a los 25 lempiras.

Para el expresidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Federico Álvarez, “no se justifica una devaluación del lempira en este momento ya que hay una menor demanda de dólares y las reservas internacional son robustas (más de 6.200 millones de dólares) y dan para cubrir hasta más de seis meses de importaciones”.

La principal sospecha del economista, y de otros analistas, es que la devaluación se este usando “como mecanismo para financiamiento interno”, además del acelerado endeudamiento externo.

Álvarez, considera que al igual que otras mercancías, el valor del dólar responde a la oferta y demanda y en estos momentos hay dólares para suplir la demanda, algo que no crecido, y por ende el precio tiende a bajar.

“Originalmente, se había dicho que ese juego de mercado se iba regular mediante bandas para impedir devaluaciones muy agresivas, pero el sistema, de hecho, ha sido manipulado por el Banco Central y lo va ajustando a su conveniencia un poco, y si se aprecia, es una línea descendente que no guarda relación, con un mercado de oferta y demanda”, cuestionó.

La pandemia, explicó, en este momento tiene un efecto inmediato, que es que reduce la cantidad de dólares exigidos, es decir, hay poca gente comprando dólares y eso es porque las importaciones han disminuido sustancialmente y, probablemente van a seguir así.

La recuperación paulatina de la economía no será a corto plazo y tampoco la demanda de dólares, por lo tanto la estabilidad de la moneda debería durar más tiempo ya que se cuenta con respaldo suficiente.

El financista consideró que después de la pandemia, el Estado se verá afectado por mayores gastos y menores ingresos tanto internos como externos (remesas), lo que podría llevar a la peligrosa idea de “utilizar la devaluación para financiar sus finanzas públicas porque no tiene suficiente dinero”.

El millonario ingreso de dólares, por mayor endeudamiento externo (más de 600 millones de dólares a la fecha), permitiría una fuente importante de ingresos por el diferencial cambiario y la devaluación casi diaria de la moneda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here