Congreso aprueba dos nuevos créditos por $109 millones para el bono Vida Mejor y emergencia del Covid-19: BID/BCIE

704
El préstamos con el BID es para dar bonos a 42.000 hogares en pobreza extrema

El millonario endeudamiento externo, autorizado por el Congreso Nacional para este año, de hasta 2.500 millones de dólares para este año, se está concretado.

Dos nuevos préstamos fueron ratificados en el Congreso virtual con dos organismos internacionales. El primero con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por 59.2 millones de dólares, y el segundo con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por 50 millones de dólares.

Los créditos fueron aprobados por esos entes entre abril y mayo, y llevado al Congreso por la Secretaría de Finanzas.

La ministra, Rocío Tábora, señaló que los 109 millones aprobados forman parte del paquete de deuda autorizado, pero el desembolso será efectivo posteriormente.

“De los 2.500 millones autorizados se han gestionado 1.342 millones, suscrito 742 millones (entre ellos los 109 millones aprobados ayer) y se han recibido 373 millones de dólares“, informó.

Reducción de pobreza: BID

De acuerdo al BID, los 59.2 millones de dólares son para destinados el Programa de Apoyo al Sistema Integral de Protección Social, específicamente para la reducción de la pobreza.

La operación financia el programa de transferencia condiciones de Bono de Vida Mejor y fortalecerá servicios básicos de salud y el tercer ciclo de educación básica.

“En total, se espera beneficiar de forma directa a 42.000 hogares en extrema pobreza que recibirán transferencias monetarias condicionadas”, informó.

Además de a 9.300 jóvenes en extrema pobreza que accederán al tercer ciclo de educación básica mediante modalidades alternativas y a 35.000 personas pobres que podrán acceder a servicios básicos de salud.

Los recursos serán asignados a los hogares más pobres del Registro Único de Participantes, identificados mediante un algoritmo que genera un índice de bienestar a cada hogar y los clasifica por nivel de pobreza.

El préstamo está compuesto por $38.5 millones de fondos concesionales, con un plazo de amortización de 40 años y un período de gracia de 40 años, y de $20.7 millones provenientes de fondos regulares, con un plazo de amortización de 25 años con un período de gracia de 5,5 años, en ambos casos con una tasa de interés basada en LIBOR.

Emergencia Covid: BCIE

El préstamo de 50 millones de dólares con el BCIE, está destinado al “Programa de emergencia de apoyo y preparación ante el COVID-19 y de Reactivación Económica”.

La viceministra Lilian Rivera expuso que el préstamo tiene un plazo de pago de 40 años con la intención de amortiguar la deuda y un período  de gracia de cinco años.

Según el BCIE, estos fondos tienen como objetivo proveer recursos financieros de rápido desembolso para fortalecer la capacidad de preparación y respuesta ante la pandemia.

También proteger a los grupos vulnerables y el empleo, apoyar la estabilidad macroeconómica e impulsar la reactivación económica del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here