BID promete $1.200 millones para reconstrucción regional por huracanes Eta e Iota

780
Sólo el BID reporta 12.600 millones de dólares en créditos

El compromiso de los bancos internacionales de apoyar a los países afectados por los huracanes Eta y Iota, sigue sumando millones. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), anunció un aporte de $1.200 millones y una readecuación de recursos no comprometidos por $500 millones.

A esto se suman los $2.500 millones anunciados por el BCIE. Estos fondos serían repartidos en la región, pero se proyecta que la mayor parte sería para Honduras, Nicaragua y Guatemala, los países más afectados por los fenómenos climatológicos-

Este aporte de fondos internacionales es la razón de la formación de un Grupo Consultivo en Honduras.

El presidente del BID, Mauricio Claver-Carone anunció la creación de un task force (grupos de trabajo) para coordinar las acciones en el terreno con los gobiernos de los países afectados y otros cooperantes, dar seguimiento a las necesidades inmediatas y apoyar en el desarrollo de planes de recuperación y la subsecuente reconstrucción resiliente de cada país.

Según cálculos de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, el huracán Eta afectó a casi tres millones de personas en siete países centroamericanos, provocando daños económicos preliminares estimados en hasta $5.500 millones. A esto se sumarían los impactos del huracán Iota, que aún no han sido cuantificados.

“El BID acompañará la reconstrucción resiliente de los países más afectados con recursos nuevos de hasta $1.200 millones, el redireccionamiento de recursos no comprometidos que podrían ascender a cerca de $500 millones y la movilización de recursos de otras instituciones con las que trabaja en la región. El BID está totalmente comprometido con ayudar en la recuperación y reconstrucción de los países afectados en Centroamérica”, dijo Claver-Carone.

El BID liderará la cooperación entre los gobiernos, multilaterales y el sector privado para acelerar la recuperación y reconstrucción de la región, agregó.

Por su parte, el presidente del Grupo Banco Mundial, David Malpass, recordó el apoyo en 1998 cuando el huracán Mitch trajo terrible devastación y pérdidas humanas a Centroamérica. “Tenemos planeado poner a su disposición toda nuestra experiencia e instrumentos para apoyar a sus países, tanto en la respuesta inmediata como en la reconstrucción”, declaró.