La perspectiva para los bancos de Latinoamérica en 2021 es negativa: Moody’s

La firma elevó a "estable" desde "negativo" su panorama para los de Brasil y Perú

La perspectiva de los bancos latinoamericanos en 2021 es negativa, porque los entornos operativos seguirán siendo débiles. Esto provocará dificultades para la calidad de activos y en la rentabilidad de las entidades, señala el último informe de Moody’s Investors Service.

“Las condiciones operativas de los bancos de América Latina seguirán siendo adversas a pesar de una recuperación del PIB real proyectada para la región de 4,3% en 2021 tras una contracción de -9,2% en 2020”, dijo Rodrigo Marimon Bernales, analista de Moody’s.

El analista también explicó que la calificadora espera “un deterioro de la calidad de los activos en los próximos 12 meses a medida que terminan los programas que otorgan un período de gracia y disminuye el apoyo fiscal de los gobiernos”.

De acuerdo con Moody’s, la rentabilidad será afectada a causa de menores ganancias, en vista de la continua compresión del margen de interés neto y la capacidad limitada para recortar gastos. Se espera que esta vuelva a niveles históricos solo a fines de 2021 y en 2022, apoyada por la recuperación económica y una perspectiva crediticia más favorable.

La calificadora también destacó que las provisiones disminuirán con respecto a los elevados niveles de 2020 y que la capitalización será moderada. Así mismo, señala que se mantendrá un amplio nivel de liquidez a medida que la política monetaria siga siendo favorable en toda la región y el crecimiento del crédito sea bajo.

Artículo anteriorMoody’s mantendría notas de riesgo de El Salvador, pero con debilidad fiscal
Artículo siguienteDeuda externa privada bajó un 4,5% al tercer trimestre