El barril de petróleo WTI superó $70 a la espera de inventarios en Estados Unidos

Precios del crudo siguen alza este año

La cotización de la materia prima norteamericana cerró en su nivel más alto desde octubre de 2018 después de tocar brevemente el nivel psicológico clave a principios de esta semana, mientras se esperan los datos de los inventarios en Estados Unidos que serán publicados hoy.

El crudo estadounidense WTI subió 1,40% a $70,29 el barril, mientras que el petróleo Brent aumentó 1,20% a $72,34 por barril.

La confianza en las perspectivas de la demanda de petróleo sigue creciendo a medida que la aceleración de las vacunaciones permite que las personas viajen más.

El Departamento de Estado de EE UU suavizó sus advertencias de viaje para países de todo el mundo, incluidos Francia, Canadá y Alemania, lo que podría allanar el camino para flexibilizar las restricciones de las aerolíneas para viajes al extranjero.

También proporcionaron algo de apoyo a los precios la posibilidad de que el próximo presidente de Irán no descarrile las conversaciones sobre el acuerdo nuclear que estaría próximo a reanudarse.

Además, “los mercados emergentes están consiguiendo más vacunas, lo cual es positivo para los precios del petróleo. El ministro de salud de Brasil señaló que tienen suficientes dosis de vacuna para conseguir la inmunidad de rebaño”, dijo Sophie Griffiths, analista de Oanda.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) reiteró su intención de agregar dos millones de barriles por día a partir de julio. Sin embargo, su próximo movimiento sigue siendo un misterio porque el grupo no ha comentado hasta ahora lo que sucederá después de ese mes.

“Parece que la Opep mantendrá el control, y los productores de petróleo en EE.UU. seguirán practicando la moderación después del golpe de la pandemia”, agregó Griffiths.

El avance del crudo desde el colapso de 2020 se ha estancado alguna veces este año, pero los precios por lo general han regresado a una trayectoria ascendente a medida que la demanda global sigue mejorando. Sin embargo, el rebrote de covid-19 en parte de Asia y América Latina es un recordatorio de que el repunte será accidentado.

Artículo anteriorGobierno de EE UU donará al mundo 500 millones de dosis del laboratorio de Pfizer
Artículo siguienteChina y Estados Unidos retoman negociaciones comerciales