Déficit comercial de Honduras aumentó 21% en primer semestre y supera los $4.132 millones

El comercio crece, pero a favor de países vecinos

Durante el primer semestre de 2022, el déficit comercial de mercancías generales con el exterior ascendió a 4.132 millones de dólares, siendo mayor en 713.5 millones (20,9%) respecto a igual período de 2021, según el informe comercial del Banco Central de Honduras (BCH).

Y es que las importaciones CIF, crecieron $1.499 millones (24,7%), principalmente las de combustibles y lubricantes, suministros, materiales procesados, y alimentos y bebidas, asociado a los mayores precios internacionales del petróleo, materias primas y alimentos.

Si bien a partir de junio del presente año hay una reducción en los precios; continúan siendo superiores a los registrados en 2021. Dicho comportamiento fue contrarrestado parcialmente por el aumento de 786.2 millones (29,7%) en el valor de las exportaciones, particularmente de café, banano, aceite crudo de palma, productos comunes de hierro y azúcar.​

Estados Unidos, Alemania y Centroamérica

Fuente: Banco Central de Honduras

A junio de 2022, el intercambio comercial de mercancías generales continúa siendo liderado por la región norteamericana, zona que recibió el 37,2% ($1,279.5 millones) de nuestras exportaciones y desde donde se importó el 40,7% ($3,082.2 millones), lo que derivó en un déficit de $1,802.8 millones, superior en $324.1 millones de forma interanual.

Dentro de esta región sobresale el comercio con los Estados Unidos, principal socio comercial de Honduras, país que demandó 33,1% de las exportaciones (especialmente banano, café, metales preciosos y otros metales no ferrosos, melones y sandías, y puros, entre otros); y desde donde se adquirió el 34% de las importaciones, en particular combustibles refinados, maíz, fertilizantes, papel y cartón, y trigo.

Con Centroamérica se registró un déficit comercial de $803.4 millones, el cual se posicionó $99.1 millones por encima de lo observado al primer semestre de 2021, como resultado del incremento en las importaciones de aceites de petróleo, artículos para el transporte o envasado de plástico y las demás placas o láminas de plástico, provenientes -básicamente- de Guatemala, El Salvador y Costa Rica.

El comercio con Asia reportó un déficit de $1.377.8 millones, $152 millones más interanualmente, explicado esencialmente por las importaciones provenientes de China, en particular productos laminados de hierro, motocicletas y máquinas y aparatos para el acondicionamiento de aire; y de la India, destacando motocicletas, productos químicos y medicamentos.

Por su parte, con Europa se observó un superávit de $373.5 millones, denotando un ascenso de $104.6 millones frente a lo presentado a junio del año anterior, principalmente por las exportaciones de: a) café hacia Alemania, Bélgica, Italia y Francia; b) aceite de palma a Italia; c) camarones a Reino Unido, Países Bajos y Francia, entre otros.

No obstante, a pesar del resultado global positivo con esta región, a nivel individual se continúa manteniendo un déficit con Rusia y España, el primero debido a la subida en las importaciones por $27.1 millones (principalmente mayores precios de los fertilizantes), contrarrestado por $10.3 millones en exportaciones de café; de igual forma, en el caso de España el déficit es consecuencia de mayores importaciones, en especial medicamentos, placas y baldosas, entre otros en su mayoría por un efecto precio.

Artículo anteriorEl IHSS adjudicó la compra de 110 medicamentos a un valor de 203 millones de lempiras
Artículo siguienteEjecutivo ratifica préstamo de $1.000 millones con el Banco Central que pagarán los próximos gobiernos