Sin la red 5G de Huawei empresas estadounidenses perderán millones en ventas

1020
La empresa china lidera el mercado de 5G

La decisión de la administración de Donald Trump de prohibir a empresas chinas como Huawei vender a los Estados Unidos o comprar componentes de firmas estadounidenses, podría jugarle en contra.

La prohibición le hace daño a las corporaciones estadounidenses y según analistas “impulsa a Huawei a buscar independencia lo que a futuro sería mayor control de mercados que hoy comparte con la Unión Americana”.

La preocupación por las medidas punitivas de Washington y las posibles represalias de los mercados chinos sacudidos a lo largo de la semana terminó golpeando a los fabricantes de chips y Apple.

Freno al 5G en el futuro para muchos usuarios 
Huawei, el mayor proveedor mundial de equipos de redes de comunicaciones y el segundo mayor fabricante de teléfonos inteligentes, sigue como líder en el suministro de esa infraestructura y en el 5G.

Al cortar al gigante tecnológico chino, EEE UU solo frenará la expansión de 5G. Esa es una mala noticia para algunas de las empresas más importantes de América del Norte, en particular los fabricantes de componentes, que apostaron por una importante alza en los pedidos a partir de este año.

Sin la red 5G de China, los consumidores no comprarán nuevos teléfonos que contengan chips de Qualcomm Inc. y Micron Technology Inc.

No generarán datos que deban ser procesados ​​por procesadores fabricados por Intel Corp., Nvidia Corp. y Advanced Micro. Devices Inc. Y no habrá necesidad de un equipo de red más rápido con chips de Broadcom Inc. y Xilinx Inc.

“No creo que sea bueno para la economía de los Estados Unidos”, dijo Minyuan Zhao, profesor asociado de administración en el Escuela de Wharton en la Universidad de Pennsylvania.

“Con sus instituciones sólidas, Estados Unidos ha sido durante mucho tiempo una fuerza aseguradora en la cadena de suministro global”

Sin embargo, Huawei ya es el mayor proveedor de redes 4G y su equipo es clave para el despliegue de redes 5G en China, el mayor mercado para teléfonos inteligentes que se conectarán a él.

En una presentación por escrito al Departamento de Comercio, Microsoft advirtió que las restricciones propuestas corrían el riesgo de aislar a los EE UU de las colaboraciones internacionales de investigación y “podrían frustrar los intereses de los Estados Unidos”.

El veto no solo afecta a Huawei, Apple ya está con problemas
China ha amenazado con tomar represalias. “Este es un comportamiento incorrecto, por lo que habrá una respuesta necesaria”, dijo Zhang Ming, enviado de China a la UE en una entrevista en Bruselas. Tal movimiento podría ser devastador para Apple.

Según los analistas, el creciente sentimiento nacionalista y pro-Huawei podría dificultar el negocio ya problemático de Apple en China, obstaculizar las ventas de iPhone e interrumpir la cadena de suministro de la compañía.

A medida que los mercados globales comenzaron a imaginar una nueva era de la Guerra Fría entre China y los Estados Unidos, el presidente Donald Trump dijo que Huawei podría “ser incluido en algún tipo de acuerdo comercial” con China, sin ofrecer ningún detalle.