Remesas familiares caerán este año en unos 1.000 millones de dólares: BCH

498
R

En el primer mes de cuarentena (13 de marzo al 14 de abril), el envío de remesas familiares ha caído más de un 42%, pero las autoridades monetarias proyectan que el impacto al cierre del año “podría representar alrededor de unos 1.000 millones de dólares”.

Así lo estimó, el presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato. Para algunos analistas la reducción podría ser mayor, en vista del aumento del desempleo en Estados Unidos, principal fuente de las divisas.

Las remesas familiares superaron los 5.500 millones de dólares en 2019. De acuerdo al informe preliminar del BCH del 26 de diciembre que registró “5,480 millones de dólares”.

La baja de mil millones de dólares es un fuerte golpe a la economía ya que representa una caída de “un 15% de las reservas internacionales del país”, que superan los 6.000 millones de dólares.

Estos datos ya fueron compartido con el FMI y formarán parte de la revisión del Programa Monetario 2020-2021, que se abordaría el próximo 27 de abril, pero se presentaría en julio.

“Hemos estimado la caída y puedo indicar que, si medimos del 13 de
marzo al 14 de abril, es decir 31 días, las remesas han caído alrededor de un 42%. Vamos a tener que elaborar un nuevo programa monetario y como lo dice la Ley, habrá que presentarlo tres meses posterior al primer programa presentado, eso sería a mediados julio”, indicó.

La incertidumbre, agregó, sigue siendo alta, pero el primer trimestre en materia económica en Honduras no va a estar mal ya que en enero la actividad económica (IMAE) crecía a un ritmo de 3,8%.

La baja de las remesas sería compensada, parcialmente, por las menores compras de combustibles por efectos del Covid-19 y se espera, por el momento, una mejora en la exportación de café.

Cerrato señaló que los efectos externos en la economía han llevado al gobierno a prepararse con medidas para atender la emergencia sanitaria y después al sector productivo para su recuperación.

“Hay que tomar decisiones que generen certidumbre, precisamente a las empresas, a los hogares y al mismo sistema financiero de que la liquidez no debe de ser un problema. Una vez que salgamos, debemos de usar los instrumentos monetarios del Banco Central para poder lograr que haya más liquidez en el sistema financiero para que estos puedan prestar a empresas y también prestar mucha atención a los temas de fondo de garantía”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here