Nuevos contratos de energía ya no pasarán por el Congreso Nacional: ENEE

851
Miembros de la Comisión de Energía I (son dos), del Congreso Nacional

Las nuevas compras de energía eléctrica se rigen ahora bajo la normativa de la Ley General de la Industria Eléctrica que deja el proceso en manos del Operador del Sistema (ODS), señalan las autoridades de la estatal de energía.

Esto termina con el cuestionado proceso de licitaciones aprobadas por el Congreso Nacional, con el visto bueno de diputados miembros de la Comisión de Energía (actualmente hay dos comisiones de energía en ese Poder del Estado).

De acuerdo con el gerente de la ENEE, Leonardo Deras, la reestructuración de la estatal establece que el ente operador es el encargado de supervisar todo el mercado y eso incluye la contratación, generación, distribución y transmisión de energía.

Por lo tanto, opina, ahora el mercado no requiere de la intervención legislativa y todos los oferentes tienen reglas más claras para ofertar sus servicios.

Primera prueba es en Olancho

El primer contrato que cumpliría este proceso es la licitación de 17 megavatios de energía para Juticalpa en Olancho, ya que están “armonizando” las legislaciones.

La licitación fue lanzada a comienzos del año, pero aún no se da el nombre de la empresa ganadora.

“En el tema de Olancho el problema que hemos encontrado es un tema de armonización entre la legislación actual y lo que dice la nueva Ley de la Industria Eléctrica”, respondió.

Una de las diferencias es la figura de la exoneración del pago de impuestos en los combustibles usados para generar energía. La supervisión de la compra y su uso correcto, pasaría a el ODS.

“La Ley de la Industria Eléctrica aparecen otras figuras del sector que no estaban antes como el tema de mercado de oportunidad, de plantas de mercantes, operador del sistema”, señala.

Al no aparecer estas figuras, agrega, la ley deja un vacío en el tema de la exoneración fiscal que se aplican sólo a contratos a largo plazo y aprobados por el Congreso Nacional.

Pero, “el mercado de oportunidad no tiene contrato, ni tampoco tiene que ser aprobado por el Congreso. Entonces hay una disyuntiva en las cuales la Secretaría de Finanzas con justa razón está aplicando impuestos y eso incrementa el costo unitario (33%) y, por lo tanto, eso no nos sale factible”, explicó.

Una de las opciones que se analizan es la aprobación vía Consejo de Ministros (PCM) que permita el contrato de planta mercante y de oportunidad para que “a la autoridad tributaria (DARA), le sea suficientemente claro para poder examinar el tema de los impuestos”.

“Creo que es una meta que tenemos esta semana y la próxima semana creemos que tenemos resuelto el problema y le damos muy buenas noticias al departamento de Olancho”, concluyó.

Por su parte, la ministra de Finanzas, Rocío Tábora, dijo que el proceso de pago y devolución de impuesto se hará ahora a través del ODS.

“Este mecanismo aplica al mercado de oportunidades establecida en la Ley General de Industria Energética, dónde los generadores están sujetos al marco legal aplicable. A partir del 1 de junio el Operador Del Sistema (ODS), debe emitir las certificaciones que correspondan”, respondió vía tweet.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here