Más de 1.141 millones de dólares se pagó en servicio de la deuda externa pública en 2020, un alza de 95%

1025
Más de mil millones de dólares se pagaron por deuda externa

Al cierre de 2020, el sector público realizó pagos de servicio de deuda externa por un monto total de 1.141.6 millones, más de 27.700 millones de lempiras; $556.9 millones más respecto a lo mostrado en igual lapso de 2019 ($584.7 millones).

Este aumento se debe al pago de 500 millones de dólares del Bono Soberano (para pagar deudas) contratado en 2013 y que vencía en diciembre del año pasado. Los fondos del pago son provenientes de un préstamo del FMI al Banco Central de Honduras (BCH).

Según el informe de Deuda Externa, elaborado por el BCH, el 73,3% ($836.7 millones) de los pagos se destinaron a amortizaciones de capital, en su mayoría de préstamos comerciales ($522.2 millones), que incluyen los $500 millones en bonos.

También se amortizó capital por más de $197.5 millones a organismos multilaterales y $117 millones a bilaterales.

En intereses y comisiones se pagaron 304.9 millones de dólares, más de 7.400 millones de lempiras (monto que supera el gasto oficial en la partida del Covid-19).

Los intereses representan el 26,7% del servicio de deuda del 2020, de los cuales $152.2 millones fue para entidades comerciales, $121.7 millones a organismos multilaterales y $31 millones a bilaterales.

Nuevo endeudamiento

El año pasado, el Gobierno Central contrató $1.616.2 millones y el Banco Central de Honduras suscribió créditos por $666 millones; totalizando $2.282.2 millones de nuevo endeudamiento contraído por el Sector Público.

Por Acreedor, $639.5 millones corresponden a convenios de crédito adquiridos con el BCIE, $600.0 millones fueron por la colocación de Bonos Soberanos en el mercado internacional de capitales, $466 millones del Acuerdo con el FMI, $332.7 millones de préstamos del BID y $244 millones de la AIF del Banco Mundial.

El monto adquirido con el FMI se realizó dentro del marco del Acuerdo Stand-By (SBA, por sus siglas en inglés) y el Acuerdo Stand-By Credit Facility (SCF, por sus siglas en inglés), mismos que fueron firmados desde mediados de 2019.

Artículo anteriorRusia aprobó una tercera vacuna contra el Covid-19 para uso doméstico: Covivac
Artículo siguienteLas aerolíneas Air France-KLM registra pérdidas de $8.500 millones y adelanta un “difícil” inicio de año