Fusiones y adquisiciones en América Latina sumaron $71.948 millones en 2020, 45% menos que el 2019: TTR

175
Grupo peruano InRetail compró al mayorista Makro de holandesa SHV

En el cuarto trimestre se registraron $22.692,39 millones

El año pasado, el mercado transaccional de América Latina registró una disminución de 10,26% en el número de fusiones y adquisiciones, así como un descenso de 45,11% en el importe de las mismas, con respecto a la cifras registradas en 2019.

Así se dio a conocer la plataforma tecnológica financiera Transactional Track Record (TTR), en su informe de diciembre donde asegura que registró un total de 2.405 operaciones, entre anunciadas y cerradas, por $71.948 millones. Solamente en el último trimestre de 2020 se contabilizaron un total de 712 operaciones con un importe de $22.692,39 millones.

En cuanto a los países de la región más activos en fusiones y adquisiciones durante 2020, Brasil lideró el ranking con 1.549 operaciones (-5% frente a 2019), y una baja de 46% en el capital movilizado en términos interanuales ($43.953 millones). Le sigue en el listado México, con 302 operaciones (-6%), y con un descenso de 26% de su importe con respecto al mismo periodo del año pasado ($13.387 millones).

Chile se ubicó en el tercer lugar con 227 operaciones (un descenso de 14%), y con una disminución de 53% en el capital movilizado ($6.595 millones). Le siguió Colombia con 152 operaciones (descenso de 34%) y con una disminución de 61% en capital movilizado ($4.751 millones).

Las 143 operaciones ocurridas en Argentina representaron una disminución de 16%, así como un descenso de 62% en su importe respecto al mismo periodo del año pasado ($2.363 millones). En la sexta posición se ubicó Perú con 95 operaciones (baja de 36%) y un descenso de 83% en su capital movilizado respecto al mismo periodo del año anterior ($1.396 millones).

El acuerdo del mes de diciembre seleccionado por la TTR fue la del Grupo peruano InRetail que compró al mayorista Makro de holandesa SHV por 360 millones de dólares.

Los asesores financieros de la transacción fueron Corporate & Investment Banking Perú (Banco Santander) y la asesoría legal de Rodrigo, Elías & Medrano Abogados.