FMI revisa los indicadores económicos del país para el cierre del año

1031
OPC asegura que aumentó sus inversiones en 2019

La aprobación del Artículo IV del FMI para Honduras, incluye la evaluación del Directorio Ejecutivo de ese organismo y las nuevos indicadores económicas de este año, en especial una baja en el crecimiento económico por una caída en las exportaciones e importaciones.

Aunque reconocen la gestión gubernamental de control macroeconómico, pero señalan que la alta pobreza y la desigualdad, la corrupción, un débil marco legal y la violencia extendida siguen siendo desafíos importantes.

Sin embargo, mantienen su política de medir solo los indicadores macroeconómicos que no incluyen metas de pobreza, desigualdad, ingresos, etc.

Los indicadores que proyecta el FMI para este año, en base a cifras de mayo, son levemente menores a los del Programa Monetario del Banco Central de Honduras.

Se mantiene el crecimiento del PIB (producto interno bruto) que sería de 3,4% (actual meta del BCH de 3,3 a 3,6%). La inflación de 4,4% (actual hasta 5%), la devaluación de 1,8% (actual entre 4 y 5%), con un valor de 24.50 lempiras por dólar (precio de compra).

Crédito bancario crecería 11,5%

Para el sector financiero, que el FMI considera sólido y con una baja morosidad, se proyecta un aumento del 11,5% en la cartera crediticia y una tasa de interés activa promedio de 14,1%.

En cuanto al ahorro nacional bruto se mantendría en 21,5% en relación al PIB, similar al del año pasado.

Se muestran a favor de la modernización del marco de la política monetaria y hacer que el régimen de tipo de cambio (devaluación) sea más flexible —especialmente al reducir los requisitos de rendición de divisas.

Ademán alientan al gobierno hacia una transición gradual a la flexibilidad del tipo de cambio, y piden un cuidadoso monitoreo dado el crecimiento del crédito en moneda extranjera.

Recomiendan continuar abordando el tema de la situación financiera del Banco de Desarrollo Agrícola no sistémico, BANADESA.

Los directores del FMI también reconocieron el compromiso de las autoridades de fortalecer el marco ALD / CFT (combate al lavado de activos) y solicitaron un cumplimiento más efectivo.

Cae el comercio

Las reservas internacionales brutas muestran un aumento de “141 millones de dólares” y cerrarían en 5.288 millones de dólares que cubren cinco meses de importaciones.

Sin embargo, se registra un fuerte impacto en el comercio con una caída en las exportación de -0,4% (el año pasado creció solo 0,3%), mientras las importaciones bajan a 2,8% desde un 7,7% el año pasado.

Por otra parte los directores pidieron que se continúen los esfuerzos para movilizar ingresos—comprendiendo la revisión de las exoneraciones fiscales—y un fortalecimiento de la administración y cumplimiento tributario.

Junto con las medidas para controlar los gastos a mediano plazo, los Directores alentaron una mayor transparencia y gobernanza, incluso para los fideicomisos, y una sólida gestión financiera pública.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here