¿Es realista la promesa presidencial de aliviar deuda a trabajadores asalariados?

1133
Millonario impacto tendría alivio de deudas de asalariados

Sin explicar cómo, el presidente de la República, Juan Hernández, anunció una nueva “Ley de Alivio” crediticio para los trabajadores asalariados con deudas en el sistema financiero equivalentes al 60% de su salario.

En cadena nacional y en publicación en twitter, el mandatario presentó dos ejemplos con trabajadores que tienen salarios de 10.000 y 15.000 lempiras y sus deudas son de 6.000 y 9.000 lempiras respectivamente.

Para ambos trabajadores el “alivio” sería del 20% en relación a su salario, pero a nivel financiero sería de un 33% y se aplicaría en el sistema financiero, ya sea una cooperativa, banco o financiera.

El mecanismo diseñado sería alargar el plazo y bajar la tasa de interés.

Sin embargo, el presidente no explicó si el gobierno pagaría (fondos públicos) ese porcentaje de alivio o si los bancos, financieras y cooperativas se “sacrificarían” bajando los intereses y otorgando un mayor plazo.

La mayor parte de los trabajadores hondureños son subempleados, sin salario fijo.

El otro problema sería cómo y quiénes accederían al alivio, ya que la mayoría de trabajadores tienen deudas en diferentes entes y no se sabe si sumarían los créditos o solo se aplicaría con una entidad.

Se estima que los préstamos no incluirían a tarjetas de crédito que aceptaron bajar unos siete puntos su tasa de interés anual, después de dos años de negociación.

¿Millón de beneficiados?

El titular de la Secretaría del Trabajo, Carlos Madero, agregó más dudas al asegurar que el alivio sería para un millón de trabajadores, que tienen comprometidos sus salarios.

Para el sector bancario, consultado sobre el impacto de la nueva Ley, el costo podría ser millonario ya que al bajar de 6.000 a 4.000 lempiras un crédito sería un “33.3% de rebaja que alguien pagaría” porque son recursos que ya fueron pactados.

La mayor parte de los trabajadores hondureños son subempleados que no reciben un salario fijo.

Madero agregó que el pago de la deuda será por “deducción por planilla ya que será una obligación del patrono de hacerla”.

Esto agregará un problema administrativo a las empresas como intermediarios con el sistema financiero. Hay que destacar que según datos de la Secretaría de Trabajo, el 43% de las empresas ni siquiera cumplen con el pago del salario mínimo.

Sobre el contrato por hora, que la dirigencia obrera pide se derogue, el funcionario señaló que se podría analizar el impacto del mismo y si existe abuso por parte de los empresarios.